•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Emilio Rappaccioli, titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM, anunció que será hasta 2013 que Nicaragua logrará que el 51% de la energía generada en el país sea de origen renovable, si es que no hay atrasos en la finalización de los proyectos de Blue Power, Eolo, Hidropantasma y Larreynaga.

“Para el año 2013, el 51 por ciento de la energía que el país produzca procederá de fuentes renovables, con la entrada de nuevos proyectos en construcción como los eólicos Blue Power 39 MW 2012 y Eolo 39 MW, los hidroeléctricos Hidropantasma 12 MW, y Larreynaga 17 MW”, señaló Rappaccioli en una nota divulgada por el MEM.

Un año más

El ministro había prometido el año pasado que sería en 2012 este cambio en la matriz energética, pero, ahora, lo atrasó un año más sin ofrecer la causa precisa de este cambio.

Recordó que los planteles de generación de energía renovable que ahora están operando son el eólico Amayo I y II con 43 Megawatts (MW o Megavatio) y el geotérmico San Jacinto Tizate con 36 MW. Este último plantel tendrá otros 36 MW, “que se espera entren en operación para finales del año 2012”.

Inversiones y promesas

Informó que el proyecto geotérmico San Jacinto Tizate fase I y II, registra una inversión de 415 millones de dólares, mientras el hidroeléctrico Larreynaga presenta 60 millones de dólares e Hidropantasma hasta 43 millones. Los eólicos Blue Power registraron una inversión de 110 millones de dólares y Eolo 115 millones de dólares.

Rappaccioli esta vez llevó sus promesas hasta el año 2017, pues dijo que, para entonces, Nicaragua alcanzará un 80% de generación de energía a base de fuentes renovables con la entrada de proyectos eólicos, hidroeléctricos y geotérmicos, gracias a la gestión del gobierno.

Búnker: US$ 110 por barril

Indicó que esto reducirá el consumo de fuel oil (búnker o combustible de generación de energía térmica), el cual ahora está encarecido y muestra un precio de 110 dólares por barril.

Precisó que el período diario de mayor demanda de energía en el país ahora es de seis y media a siete de la noche, cuando Nicaragua demanda un total de 565 megavatios, mientras el país tiene disponibles 870 megavatios, “lo que nos permite tener una reserva de cerca del 35%- 40%”, explicó.