•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Acuerpado por sus compañeros de labores y colegas de otros medios, el camarógrafo del Canal 10, Julio Real González, interpuso este miércoles un incidente de nulidad absoluta por falta de competencia objetiva o funcional.

El incidente de nulidad tiene como propósito que el juez Séptimo Local Penal de Managua, Henry Morales, declare nulo todo lo actuado en el proceso, lo que incluye la admisión de hecho que hizo el acusado Javier Martínez Contreras.

Además, la víctima está solicitando que el caso pase al conocimiento de un juez de Distrito donde se haría una recalificación del delito, convirtiendo el mismo en lesiones gravísimas, y donde la pena podría ser de hasta 10 años de prisión.

Martínez, quien agredió de manera injustificada a Real el pasado 5 de abril, cuando la víctima estaba en el cumplimiento de su deber, se declaró culpable del delito de lesiones graves el pasado domingo.

Sin embargo, en el incidente de nulidad, la víctima señala que la Fiscalía acusó sobre la base de un dictamen médico legal inconcluso, “que a todas luces beneficia a mi victimario, porque todavía no se habían determinado de manera científica las lesiones sufridas por mi persona”.

Por esa razón, el reo y su abogado se mostraron interesados en admitir los hechos en solo la audiencia preliminar, refiere el reportero gráfico en un incidente de nulidad presentado este miércoles.

Real respalda su petición con una epicrisis emitida el pasado 10 de abril por el doctor Óscar Ramírez López, cirujano máxilo facial, donde se indica que el experimentado camarógrafo --a consecuencia de la agresión-- sufre de un desplazamiento del hueso nasal, que le ocasiona una obstrucción grave.

El especialista, además de recomendar la intervención quirúrgica de la víctima, señala que Real ha perdido el sentido del olfato, presenta una grave deformidad en el rostro y ahora padece de graves problemas respiratorios.

De ser aceptado el incidente de nulidad promovido por Real, el caso pasaría a ser del conocimiento de un juez de Distrito, pero de previo el juez deberá citar a las partes para una audiencia, y debatir sobre el incidente de nulidad presentado por la víctima.