•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos años después, el último de los 17 albergues que se activaron en la capital para atender a decenas de familias que tuvieron que ser evacuadas por las crecidas del Lago Xolotlán, fue cerrado.

Si bien, ya no hay gente en los refugios, se garantizará el espacio por si con la nueva temporada lluviosa que se aproxima hay emergencias, señalaron las autoridades municipales y de protección y rescate.

Con las lluvias de 2010, cuando el Xolotlán alcanzó 42.76 metros sobre el nivel del mar, y las que cayeron en 2011, se seguían llenando los albergues, llegando a tener más de cinco mil personas, que paulatinamente fueron trasladadas a sus nuevas viviendas construidas en asentamientos como Villa Virgen de Guadalupe, Cristo Jesús, Villa Solidaridad y Villa Dignidad.

Solo en 2011, según el último informe brindado por las autoridades municipales, se tuvo que trasladar a los refugios a 178 familias que habitaban en puntos críticos como Altagracia, asentamiento El Chorizo, barrio “Juan Emilio Menocal”, entre otros.

Cerraron el último
El último albergue que faltaba cerrar era el de Casa Cross, donde permanecían 130 familias, las primeras 50 fueron trasladadas este miércoles, y después se irá otro contingente de 50 familias. Según declaraciones brindadas por el secretario de la comuna, Fidel Moreno, el próximo lunes se irá otro grupo y 9 familias abandonarán el refugio a finales de abril.

José Antonio Aguilar junto con su esposa y sus tres pequeños hijos, integran una de las primeras familias en salir del albergue en el que pasaron 18 meses. Ellos tuvieron que ser evacuados del  barrio Manchester en 2010, sitio que ya había sido declarado zona no habitable.

Lo que les tocó vivir
“Viera todo lo que pasamos aquí, en todo ese tiempo hubo tres muertos, por edad, o por enfermedades,  pero ahora vamos a un lugar seguro”, declaró Aguilar.

Por su parte, doña Buenaventura Velásquez indicó que los pleitos, el calor y las plagas de cucarachas y ratones hicieron mucho más difícil su estadía de casi año y medio en el albergue.

“Cuando nos reunieron nos alegramos, al fin vamos a vivir mejor, aquí había una suciedad que no se aguantaba”, explicó.

Desde las 8:00 de la mañana del miércoles al menos 12 camiones de Defensa Civil trasladaron a los damnificados hacia el asentamiento Villa Virgen de Guadalupe, donde fueron ubicadas unas 800 familias según cifras de las autoridades municipales.

Albergues listos para nuevas evacuaciones
El secretario de la comuna indicó que la próxima semana se les estarán entregando a las familias los títulos de propiedad, y no descartó que en Acahualinca se construyan otras 80 viviendas, estas son aparte del proyecto habitacional para los trabajadores del vertedero municipal.

Asimismo, señaló que se acondicionarán los albergues por si con la temporada lluviosa de este año hay necesidad de nuevas evacuaciones.