• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Indígenas del municipio de Bonanza, denunciaron ante la Comisión de Asuntos Étnicos de la Asamblea Nacional, la construcción de una carretera en el sector conocido como Matumbak, supuestamente avalada por la alcaldía de ese lugar, y por las instituciones gubernamentales que deberían velar por la preservación de los recursos naturales.

Mientras, el director de Conservación Vial del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, afirmó que no han autorizado la realización de dicha obra.

Representantes del Gobierno Territorial Indígena de Bonanza, diputados ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén, miembros de organismos defensores del medio ambiente, el representante de la Unesco para Nicaragua y el fiscal ambiental del Ministerio Público, se presentaron ayer a plantear la preocupación ante dicha Comisión, pero estuvieron ausentes el alcalde de Bonanza --Alexander Alvarado-- y los titulares del Instituto Nacional Forestal, Inafor, y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, quienes habían sido invitados.

Armando Edwin, Presidente del Gobierno Territorial Indígena Mayangna Sauni Arungka, del municipio de Rosita, considera que la construcción de la carretera --que ya lleva 4.5 kilómetros-- en una zona boscosa, es sacar ilegalmente madera, ya que han cortado centenares de árboles, lo que ha perjudicado los ríos del sector y a los habitantes de las comunidades aledañas.

MTI no ha dado permiso
Carlos Silva, Director de Conservación Vial del MTI, dijo que esta institución no ha recibido ninguna solicitud de construcción de dicha carretera en este lugar, y por ende no ha autorizado la misma. A pesar de que los indígenas hicieron pública la denuncia la semana pasada, el funcionario indicó que aún no han ido a la zona a confirmar las afectaciones ambientales, pero que harán una inspección.

“Estamos en contra de la carretera que se hace al otro lado del Río San Juan, (pero) también debemos estar en contra de lo que se hace aquí adentro”, dijo Lloyd Bushey, diputado de la Comisión Étnica del Parlacén.

El diputado Brooklyn Rivera, presidente de la Comisión de Asuntos Étnicos de la Asamblea Nacional, consideró que la construcción de la carretera es una situación crítica, por lo que demandó parar la ejecución de la misma.

Unesco contra carretera
El representante para Nicaragua de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, Juan Bautista Arríen, manifestó su preocupación por dicha carretera y por los efectos que puede causar al ecosistema existente en ese sector y a sus pobladores.

“Estamos jugando en contra de la subsistencia de nuestra especie, no son los bosques que son destruidos, no es el agua la que está faltando; es la realidad del ser humano que está siendo afectada negativamente”, alertó Arríen.

El fiscal ambiental del Ministerio Público, Rubén Gutiérrez, afirmó que no han recibido ninguna denuncia relacionada con ese tema, y exhortó a los perjudicados a interponer la queja oficialmente para darle solución al problema.

Mientras, Hazly Tourniel Rivera, miembro del Foro Nacional de Reciclaje, Fonare, en Nueva Segovia, denunció que existe una mafia maderera que está “matando los bosques” del sector, pero que lejos de combatirlos, el Inafor, el Marena y la misma Policía se han vuelto sus cómplices.