• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía de Guatemala capturó ayer a Tania Zaleska Solís Castillo, prófuga desde octubre de 2009, cuando fue acusada por asociación ilícita para delinquir por ser la jefa de un grupo de narcotraficantes a los que la Policía Nacional les incautó 4 millones 200 mil anfetaminas.

Solís Castillo, oriunda de Siuna, pero con residencia en Guatemala, fue circulada por la Interpol a pedido de la Policía Nacional, tras el requerimiento del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua.

“Esta persona fue detenida porque en su país se le sindica del delito de tráfico ilegal de estupefacientes”, dijo a la AFP una fuente de la Fiscalía contra el Crimen Organizado, del Ministerio Público de Guatemala.

Solís, de 31 años, fue detenida por agentes de la Policía y del Ministerio Público en la colonia Las Terrazas, Villa Nueva, unos 25 km al sur de Ciudad Guatemala, por “tener una orden de captura internacional emitida por un juez de Nicaragua”, informó la AFP.

“La Fiscalía contra el Crimen Organizado de Guatemala, la Interpol y la Policía iniciaron una investigación, ya que desde hace dos meses surgió la alerta roja en Interpol Guatemala”, acerca de que posiblemente se encontraba en este país, agregó la fuente citada por AFP.

Según la página web del Ministerio de Gobernación de Guatemala, ayer por la mañana Solís fue puesta a disposición del Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de Ciudad Guatemala, “con el objeto de determinar si procede o no la extradición respectiva”.

El portavoz de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, dijo que, “efectivamente, esta ciudadana de origen nicaragüense tiene una notificación roja, a través de Interpol”, por una resolución judicial emitida a finales de octubre de 2009 y radicada en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua “por el delito de asociación ilícita para delinquir”.

Los antecedentes
A finales de octubre de 2009, 17 personas fueron capturadas por la Policía Nacional y puestas a la orden del juez, tras la incautación de 260 cajas de seudofedrina, conocida como anfetaminas, que en el mercado internacional tienen un precio de C$500 cada una.

Entonces, la jueza Sexto Penal de Audiencia, María de los Ángeles García Roque, giró orden de captura contra Solís Castillo y otras dos mujeres: Damaris Bonilla Blanco y Telma Castro Rodríguez.

Reportes de prensa indican que, en su acusación, la Fiscalía aseveró que la droga fue trasladada desde Bangladesh hacia Nicaragua, teniendo como destino final Guatemala.