•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Asamblea Nacional aprobó hoy con votación dividida una declaración en la que reiteran al Congreso y Gobierno de Estados Unidos una solicitud de liberación de cinco agentes cubanos arrestados en 1998, en medio de una ofensiva diplomática de Managua a favor de La Habana.

La declaración, aprobada con el voto de 63 diputados, 19 en contra y 1 abstención, será enviada al presidente estadounidense, Barack Obama, y al Congreso de ese país, dijo a los periodistas el titular de la Asamblea Nacional, René Núñez.

Los legisladores nicaragüenses pidieron la liberación de Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino, detenidos el 12 de septiembre de 1998 en Florida, Estados Unidos.

En un juicio celebrado en Miami en 2001 los cinco cubanos fueron declarados culpables de conspirar contra la seguridad nacional estadounidense como parte de una red de espionaje denominada "Avispa".

René González, en libertad condicional desde el 7 de octubre pasado, llegó el 30 de marzo de este año a La Habana para visitar a un hermano enfermo, con una autorización de una jueza estadounidense que le dio permiso por no más de dos semanas, contadas a partir de su arribo a Cuba.

Según la declaración legislativa aprobada este martes en Managua, los cinco agentes cubanos sufren la violación de sus derechos fundamentales y no tienen garantías de un "juicio justo y ágil".

La decisión del Legislativo nicaragüense se suma a una jornada de solidaridad con Cuba celebrada en Managua el pasado fin de semana, en la que los sandinistas llamaron a Estados Unidos a levantar el bloqueo contra La Habana.

Además, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó en Managua la exclusión de Cuba de la VI Cumbre de las Américas, efectuada el pasado fin de semana en Colombia y de la que el gobernante nicaragüense se ausentó.

La oposición liberal en el Parlamento nicaragüense, que rechazó la declaración a favor de los cinco cubanos, criticó al Gobierno de Ortega por respaldar a Cuba.

El diputado liberal, Eliseo Núñez Morales, cuestionó que en Nicaragua se exija la liberación de los cinco agentes cubanos, pero no se hable de "la violación sistemática de los derechos humanos (que sufren) muchos disidentes cubanos", que "no tienen derecho a ser opositores, porque el sistema no permite la oposición".

Por su parte, el también diputado liberal, Carlos Langrand, opinó que Ortega "está abogando por la libertad y derechos humanos de los ciudadanos cubanos, pero calla cuando se violentan los derechos humanos" en Nicaragua.