•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta el cierre de esta edición, centenares de vehículos de transporte de carga nacional e internacional y centenares de pasajeros que se transportaban en las diferentes rutas interdepartamentales y en vehículos particulares, permanecían varados y afectados debido a la protesta que desde ayer mantienen miembros de la Fundación de Veteranos de Guerra del Servicio Militar Patriótico “Los Cachorros de Sandino”, desde el kilómetro 30 al 45 de la carretera Panamericana Norte.

La protesta de los denominados “Cachorros de Sandino” afecta una de las principales arterias de comunicación terrestre hacia el norte de Nicaragua, y a países de Centroamérica, principalmente Honduras.

Desde las 10 y media de la mañana de ayer, el transportista Amílcar Reyes, quien se trasladaba de Managua al puesto fronterizo Las Manos, con mercadería, lamentó que tendrá que pagar US$100 de multa por no llevar la carga a tiempo.

“Es una pérdida fuerte la que tenemos que asumir nosotros. No es posible que seamos los que paguemos los platos rotos. Hoy (ayer) debía estar esto en el Puerto Cortez (en Honduras)”, indicó.

El comerciante Juan Aurelio Rojas, propietario de un establecimiento de materiales de construcción en Boaco, no pudo realizar los dos viajes que tenía previstos para el martes, por lo cual dijo que tuvo una pérdida de C$9,000.

“Yo pensaba echar dos viajes porque estoy halando arena para unos módulos, pero hoy perdí el día”, lamentó.

Después de esperar por varias horas, con hambre, sed, calor, y con la angustia por perder parte de sus mercaderías, miles de pasajeros del transporte público interdepartamental procedentes de Somoto, Estelí, Jinotega, Matagalpa y Ocotal, caminaron largos trayectos para superar el embotellamiento y poder trasladarse en otros medios hacia Tipitapa para llegar a Managua.

“Hemos caminado más de 10 kilómetros en hora y media. Ya no aguantábamos estar en el bus”, dijo el ciudadano Santiago Sevilla, procedente de Matagalpa.

Sin embargo, quienes iban para el norte se quedaron atascados en la carretera.

Juan Carlos Zamora, cobrador de una unidad con destino a Nueva Guinea, señaló que los 52 pasajeros que trasladaban no tenían otra opción que esperar.

“No se pueden bajar aquí porque van lejísimos, y ni caminando llegarían”, dijo.

Amenazan con más protestas
Alrededor de 450 exmilitares de diferentes departamentos obstaculizaron esa vía desde la mañana de ayer, por lo que no hubo pase para el Norte del país o retorno a Managua, además, había otro tranque en el empalme de Boaco, en el kilómetro 35 hacia el Sur, como parte de la protesta para que el Gobierno los incluya en sus programas sociales. De lo contrario amenazan con extender el tranque en otras vías, por ejemplo, a Occidente.

De acuerdo con José Ronaldo Caldera, presidente de esa organización, que según el exmilitar aglutina a más de 100,000 miembros, sus demandas se basan en beneficios para la salud, inclusión en proyectos de viviendas y que les aprueben un financiamiento.

“Pedimos que seamos incluidos en la Ley de los retirados del ejército, como exmilitares del Servicio Patriótico. En la guerra murieron 23,000 compañeros de los 150,000 que éramos. Nos tienen olvidados y el Gobierno no nos da una respuesta concreta”, aseguró Caldera.

Douglas Reyes, miembro de la Junta Directiva, comentó que han pasado más de tres años desde que esa organización entregó un pliego petitorio al Gobierno con sus principales demandas, pero a la fecha no han sido escuchados.

Los protestantes manifestaron que esperan que las autoridades gubernamentales les presenten una propuesta sobre sus peticiones y no un “acuerdo para dialogar”.

“Estamos a la espera de la buena disposición del Gobierno. Vamos a ir arreciando la protesta de no haber ningún resultado. Estamos haciendo un paro indefinido. Ya no se trata de negociar nada porque nuestras peticiones están dadas. No es una cuestión de diálogo, sino de ver qué nos van a dar”, expresó.