•   Mozonte, Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Salud, acceso al servicio de energía eléctrica y construcción y mejoramiento de caminos, son algunas demandas de la ciudadanía en los municipios de Mulukukú, Mozonte, Ocotal y Santa María de Pantasma a sus autoridades locales, a las que les han medido el pulso a través de la ejecución de auditorías sociales.

Desde 2011 se ejecuta en Nicaragua el Programa Alfabetización Económica y Rendición de Cuentas Presupuestarias para la Gobernabilidad, Elgab, en 30 comunidades de tres municipios del país, Santa María de Pantasma, Mozonte y Mulukukú, y en dos comarcas urbanas de Ocotal, con el fin de propiciar la incidencia de la ciudadanía en la gestión administrativa-financiera de las localidades.

Para ser escuchados ante las autoridades y los concejos, se organizó a la población y fue movilizada dentro de sus territorios, ayudándose así a fortalecer la participación de la comunidad en la elaboración de presupuestos que respondan a las necesidades más intrincadas de la gente.

El proyecto Elgab es financiado por la Unión Europea, y coordinado a nivel nacional por la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local.

Incidir en políticas públicas
Jefrey Rocha, de Mulukukú, señaló que la intención es que la población conozca las leyes e incida en las políticas públicas, para que de esa manera puedan pedirles a las autoridades municipales la ejecución de obras, y exijan la presentación de informes para ser sometidos a la fiscalización de la localidad.

“En Mulukukú se le pide a la población que se organice, que asista a los cabildos, a las asambleas comunitarias; ahora se está trabajando en la rendición de cuentas, de qué es lo que se ha hecho en cuatro años.

“Los alcaldes, si bien están empezando a ayudar, aducen que les estamos midiendo las costillas”,
agregó Rocha.

Inversiones nulas
La inversión en Educación y en caminos rurales es nula por parte de la municipalidad, refirió Rocha.

En el caso de Santa María de Pantasma, Juan Carlos Palacios, quien es practicante y ayuda la población a conocer sus derechos, explicó que ya tienen una agenda para presentarla a los candidatos que ya están definidos.

“Allá nunca se había hecho un cabildo; hasta el año pasado, las autoridades municipales presentaron el informe de gastos y los casos en que se desviaron los fondos”, explicó.

Para la población de esa localidad, los temas de medioambiente, salud, energía eléctrica, agua y saneamiento son los que se deben priorizar para el desarrollo comunitario. “Hay que seguir insistiendo para que se ejecuten los proyectos”, agregó Rocha.