•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó hoy su solidaridad a su colega argentina, Cristina Fernández, tras su decisión de nacionalizar la petrolera YPF de la española Repsol, y recomendó a la Unión Europea negociar y "buscar una salida" con ese país sudamericano.

"Quiero expresar, en nombre del pueblo de Nicaragua, nuestra solidaridad con el pueblo de la hermana República de Argentina y con su presidenta Cristina Fernández de Kirchner con esta decisión que ha tomado en relación con una trasnacional que comercializa y explora hidrocarburos", señaló Ortega en un acto público.

Según Ortega, la presidenta argentina "está ejerciendo el derecho del Estado argentino para poder defender su patrimonio" y criticó a la Unión Europea (UE) por la forma en que ha reaccionado a la expropiación de la petrolera YPF.

"La verdad que sorprende o no debería sorprender la prepotencia, la bravuconería, la matonería con que ha reaccionado (la UE) frente a una decisión soberana del gobierno argentino", continuó Ortega, para quien ese organismo comunitario está amenazando "lanzarse con todo" contra Argentina.

Observó que "estos no son tiempos de andar agrediendo a pueblo alguno de América Latina" y consideró que Argentina, así como cuenta con el respaldo de Latinoamérica y el Caribe por las islas Malvinas, "el territorio ocupado por lo que queda del imperio británico", también lo cuenta en su decisión de nacionalizar la petrolera YPF.

"Lo que le podemos aconsejar a la Unión Europea, así como ellos dan consejos, es que se dejen de bravuconadas, de amenazas y en todo caso busquen como dialogar y negociar con el gobierno argentino, buscar una salida, donde se reconozcan los legítimos derechos del pueblo y de la nación argentina", sugirió.

El Senado argentino dio hoy un paso clave para la aprobación del proyecto de ley que expropia el 51 por ciento de las acciones de YPF a Repsol, al habilitar el debate de la iniciativa en el pleno de la Cámara alta, que también discutirá la nacionalización de YPF Gas, en manos del grupo español.

Ortega ofreció estas declaraciones durante un acto de entrega de 100 nuevos autobuses mexicanos a tres cooperativas del transporte colectivo de Managua.

Los vehículos forman parte de una compra de 350 unidades que Nicaragua hizo a México por un valor de 24 millones de dólares, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Ortega resaltó en el acto oficial celebrado en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, a orillas del Lago de Managua, a un México "generoso y solidario" con Nicaragua.

En la actividad participó el encargado de negocios de México en Nicaragua, Francisco Escudero.