•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras los miembros de la Fundación de Veteranos de Guerra del Servicio Militar Patriótico “Los Cachorros de Sandino” anunciaba que hoy continuarían con el tranque en el kilómetro 35 de la Carretera Panamericana Norte, el Ejército de Nicaragua aseguró que el mismo afecta la economía del país.

El cierre total de la vía que desde este martes no permitió la circulación vehicular y de personas desde el norte del país hacia la capital y viceversa, ayer se mantuvo en horas de la mañana, pero a las cuatro de la tarde los exmilitares decidieron abrir el paso, a raíz de que el gobierno se comprometiera a dialogar.

William Narváez, Vicepresidente de la Fundación de “Los Cachorros de Sandino”, aseguró que desmontaron el tranque porque el gobierno designó al diputado sandinista Edwin Castro, al cardenal Miguel Obando y Bravo, y al comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional, para que la mañana de hoy se reúnan con ellos para dialogar sobre sus demandas, pero que mientras conversan, el bloqueo se mantendrá.

Ejército: Grave daño a la economía
Los tranques que han realizado los militares en retiro están afectado el desarrollo económico del país, reconoció ayer el mayor general Óscar Balladares Cardoza, jefe del Estado Mayor del Ejército.

“Yo creo que al fin y al cabo cualquier situación que afecta la libre circulación de las personas perjudica el desarrollo”, dijo el jefe militar, subrayando que tener vehículos varados por varios kilómetros por horas, significa una gran pérdida de tiempo y de dinero para las instituciones y para las personas.

Balladares calificó de “complejos” los reclamos que están haciendo los exmilitares, y agregó que en los tranques  hay oficiales que pasaron a retiro después de 1990, y que están revueltos con desmovilizados del Servicio Militar, de la Resistencia Nicaragüense y de los llamados “combatientes históricos”.

El jefe militar señaló que en los tranques como el de hace dos días, hay personas que ni siquiera participaron en el conflicto bélico vivido en Nicaragua en la década de los años 80, entre sandinistas y antisandinistas.

“Váyanse ustedes a los tranques y van a ver la edad biológica que tiene la gente que está allí, van a ver que hay cantidad de gente que no pasa de los 30 años”,  indicó Balladares, quien se preguntó: Entonces, ¿qué edad tenían esos señores hace 20 años? ¿Combatientes de qué pudieron haber sido?

Sin embargo, el  jefe del Estado Mayor del Ejército reconoció que existe la posibilidad de que entre quienes protestan, existan exmilitares que tienen razón en sus reclamos.

Población afectada
Edgar Avendaño, conductor de una camioneta y comerciante de electrodomésticos, se vio afectado al estar haciendo fila durante muchas horas, por lo que consideró que “la Policía y el Ejército ya se hubieran metido para sacar a estos vagos de las carreteras”.

Rosa López, encargada de la tienda de la gasolinera UNO ubicada cerca del empalme de San Benito, dijo que “las ventas han estado bajas debido a este tranque, ya que otros días hay más clientes; ojalá resuelvan pronto esto”.
 

Advierten a la Policía
“El comisionado Meynard bajó orientaciones al jefe de la Policía de Tipitapa, y nos vinieron a amenazar diciéndonos que nos iban a meter a las fuerzas antimotines. Nosotros les dijimos que si ellos hacen eso, estamos listos para recibirlos y enfrentarlos”, advirtió William Narváez, vicepresidente de la organización de exmilitares.

El comisionado general Meynard negó que haya orientado mandarles a los antimotines a los demandantes, pero dijo que les han exigido que restablezcan el paso por ese lugar.

Los excachorros están exigiendo ser incluidos en la Ley de los retirados del Ejército de Nicaragua, para así obtener beneficios en salud y en proyectos de vivienda, y la aprobación de financiamiento que les permita montar pequeños negocios.

(Con la colaboración de Ernesto García)