• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El distribuidor de las motocicletas Harley Davidson en Nicaragua, Guillermo Terán Caldera, quien según la Fiscalía está vinculado a una estructura narco supuestamente jefeada por Henry Fariñas, dijo al juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Julio César Arias, que el empresario de espectáculos llegó a su negocio en compañía de policías.

“Él --Henry Fariñas-- llegó en enero de 2012 a mi negocio de motocicletas Harley Davidson a comprar tres motos en compañía de policías, y eso me generó confianza”, afirmó Terán Caldera.

Terán hizo esta aseveración durante la audiencia inicial, donde al final de la misma fue mandado a juicio para el próximo 31 de julio, y en prisión preventiva por la presunta autoría de los ilícitos de tráfico internacional de estupefacientes y crimen organizado.

Sin embargo, cuando los periodistas le preguntaron por la identidad de los policías que llegaron con Fariñas a su negocio, Terán se limitó a responder: “No tengo comentarios”.

Accionista del Elite
Guillermo Terán también dijo en la audiencia que él aparece como socio de Fariñas en el Night Club Elite, como dueño del 5% de las acciones de ese negocio, porque de esa manera le pagaron por sus servicios financieros y jurídicos que les brindó para la apertura de ese negocio en Nicaragua.

Ante el señalamiento de la existencia de correos electrónicos y la evidencia del depósito de dinero en las cuentas personales de Terán por parte del estadounidense Gerald Shackelford Vaughn, el abogado Hardlen Bladimir Huete, dijo que lo único que esto demuestra es una relación comercial entre su representado y el extranjero.

Shackelford es uno de los ocho acusados por el Ministerio Público en el caso Fariñas, pero que todavía no ha sido capturado por las autoridades nicaragüenses.

Terán ocupaba su negocio de motocicletas para ocultar la droga que supuestamente la estructura de Fariñas trasegaba de Costa Rica hacia Nicaragua, y luego entregaban al grupo de “Los Charros” para que la hicieran llegar hasta México, donde la recibía el Cártel de la familia Michoacana, según el Ministerio Público.

Al final de la audiencia, a petición de la procuradora auxiliar penal, Tatiana Martínez, el juez Arias ordenó anotar de manera preventiva en el Registro Público de la Propiedad de Managua, dos propiedades que aparecen a nombre de Guillermo Terán Caldera.