• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los precios de los combustibles podrían registrar una variación favorable al bolsillo de los consumidores al descender entre C$3.82 y C$2.44 este próximo fin de semana, a diferencia de la semana pasada que la baja por litro osciló entre C$ 0.44 Y C$0.12 .

Fuentes petroleras confirmaron a EL NUEVO DIARIO que por cuarta semana consecutiva se podría mantener la tendencia de rebaja de los precios de los combustibles, debido al comportamiento favorable de los precios del crudo en el mercado internacional en las últimas semanas.

De acuerdo con los precios promedios vigentes durante esta semana, autorizados por el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, el litro de las gasolinas súper y regular, y del diesel, se cotizan en C$32.36, C$30.85 y C$28.49, respectivamente.

Las proyecciones de las fuentes del sector indican que el precio por litro de la gasolina súper disminuirá C$0.65, es decir, que pasará a valer 31.71.

La variación por litro de la gasolina regular será de C$0.78 por lo que con esas proyecciones podría ser comercializada a C$30.07.

El diesel registrará un descenso de C$0.35. Es decir, que podría cotizarse a C$27.47.

Precios vigentes
Conforme el monitoreo de los precios de combustibles que realiza el INE en alrededor de 70 estaciones de servicio, durante esta semana el precio del galón de la gasolina súper se comercializa a C$122.48, por lo que con la baja estimada en C$2.44 podría pasar a valer desde el próximo domingo C$120.04.

Mientras tanto, el galón de la gasolina regular se cotiza actualmente en C$116.76, sin embargo, las tendencias anunciadas por las fuentes del sector indican que este podría descender C$3.82, por lo que su precio a partir del domingo podría ser de C$104.01.

Las fuentes del sector también indicaron que precio del kerosén registrará una baja de C$3.86 por galón. Actualmente el litro de este combustible se comercializa a C$27.82.

En el último mes los precios de los combustibles han registrado una tendencia a la baja, a diferencia del primer trimestre del año, cuando los costos no daban tregua al bolsillo de los propietarios de vehículos y de los usuarios del sector selectivo.