• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La preocupación en el sector empresarial se incrementó ayer, luego de que los transportistas de carga y las empresas navieras no llegaran a un acuerdo sobre las tarifas, que permitiera levantar el paro del servicio de transporte que hoy cumple cinco días, y que está provocando pérdidas millonarias al país.

Al finalizar la tarde de ayer, Carlos Pérez, Presidente de la Asociación Nicaragüense de Agentes Navieros, ANAN, exhortó a la Asociación de Transportistas de Nicaragua, ATN, a que retornen hoy a sus labores para seguir dialogando en la búsqueda de una solución al conflicto tarifario.

Sin embargo, Remberto Sierra, Vicepresidente de ATN, aseguró que no reactivarán el servicio si antes no logran los objetivos de sus demandas.

Los transportistas de carga aseguraron que las tarifas que reciben actualmente de US$1.10 por kilómetro recorrido están por debajo de los costos reales de transporte, por lo que están exigiendo que suba a US$1.30 como mínimo.

Sin arreglo
“Las navieras hemos tratado de negociar una tarifa justa, absorbiendo el incremento sin afectar al comercio de Nicaragua, sin embargo, la ATN pretende un incremento de tarifa tan elevado, que de implementarse significaría un aumento en los costos de los importadores y exportadores, de un promedio de US$300 a US$400 por contenedor, lo que afectaría la economía del país… y de esta manera perjudicaría a los consumidores”, dijo Pérez.

“No podemos ir a trabajar si no nos sirve lo que nos pagan (las navieras), entonces lo mejor es que nos pongamos a negociar para llegar a un acuerdo, y luego regresamos al trabajo… no creo que se perjudique a los consumidores, porque las navieras se quedan con una gran cantidad de plata y nosotros aproximadamente perdemos US$100 por cada viaje que hacemos”, indicó Sierra.

Los representantes de ANAN señalaron que la ATN, a través de su Cooperativa de Transporte de Carga, posee un monopolio que es permitido por el gobierno, ya que tienen la exclusividad en la venta de marchamos y otras cosas, por lo que exhortan a romper con el mismo y propiciar la libre circulación de camioneros que deseen trabajar.

ANAN propone que cada empresa naviera negocie individualmente con la cooperativa de transporte que le brinda el servicio.

Zonas francas afectadas
El director ejecutivo de la Corporación de Zonas Francas, Álvaro Baltodano, calificó de “grave” la situación entre los transportistas de carga y las navieras, pues las pérdidas son incalculables, y, además, está generando mayores costos a las diferentes empresas del país.

Baltodano instó a las partes de este conflicto a resolver la situación lo más pronto posible, porque además de afectar la economía del país, perjudica el empleo.

El funcionario manifestó que en este conflicto no pueden intervenir de manera directa, sin embargo, confía en que prevalezca el diálogo a fin de buscar una salida para no poner en riesgo el empleo de miles de nicaragüenses.

US$5 millones mermados en salarios
El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, aseveró que se están viendo mermados en US$5 millones semanales, que generalmente son introducidos a la economía del país, a través de los salarios que reciben los 100,000 obreros de las zonas francas de Nicaragua.

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Yalí Molina, señaló que a pesar de que no existe un informe detallado sobre las pérdidas que genera el paro de los transportistas, existe preocupación en el sector empresarial.

Alfredo Marín, Gerente General del Matadero San Martín, dijo que hasta ayer no habían dejado de destazar las reses que compran, pero sí han disminuido los niveles, debido al paro de transporte, lo que afectará a los ganaderos.

US$3 millones diarios

La gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, Azucena Castillo, expresó que las pérdidas por mercadería retenida son, en general, de alrededor de US$3 millones diariamente.

Indicó que en el caso específico de APEN, al menos el sector tubérculos, que está compuesto por pequeños empresarios, ha reportado cero exportaciones en cuatro días.

Castillo expresó la preocupación del sector, y señaló que las diferencias entre dos sectores empresariales, como el naviero y los transportistas, no deberían afectar a terceros y perjudicar el desarrollo del país.

(Con la colaboración de María Sandoval)