•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como parte de una evaluación en el marco del respeto a los derechos humanos de las trabajadoras sexuales, la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe, RedTrasex, representada por su secretaria ejecutiva, Elena Eva Reynaga, considera que Nicaragua ha tenido importantes avances en esa materia.

Esta apreciación se conoció en un taller que se llevó a cabo en El Salvador, con el objetivo de conocer los avances en los últimos años en Nicaragua y en otros países  respecto a los derechos y discriminación.

“Nicaragua debería brindar mayor seguridad a las mujeres del trabajo sexual, y evitar que proxenetas se beneficien con ellas y las golpeen o exploten, ya que todavía se dan esos casos”, explicó Reynaga.

Cambio de mentalidad

Según Fany Lilian Torres Rodríguez, Presidenta de la Asociación Golondrina, en años anteriores la Policía no brindaba un buen trato a las trabajadoras sexuales, por el contrario, las insultaban, las corrían de sitios públicos, y en los distritos al interponer una denuncia, más bien las ofendían.

“En la actualidad, la mentalidad de la Policía ha cambiado, y las apoya, brindándoles  seguridad, atendiendo sus denuncias…”, aseguró Torres.

También es importante señalar que a partir del convenio con la Procuraduría de los Derechos Humanos, las cosas han cambiando, pero se necesita un convenio de salud y mejores condiciones, explicó María Elena Dávila, Presienta de la Asociación Girasol.

Personería Jurídica

Nicaragua es el país donde mejor se ha tratado el tema, ya que se ha tomado en cuenta y escuchado las demandas de estas mujeres, y han logrado que les otorguen  personería jurídica”, dijo Dávila.

El país mas seguro para las trabajadoras sexuales es Nicaragua, por sus bajos índices de criminalidad, además, que muchos han dejado a un lado la discriminación, en cambio Honduras, El Salvador, Colombia y Panamá son los más peligrosos para las mujeres de este oficio, manifestó Reynaga.

Se quiere llegar a formar un marco legal en el cual se contemplen los derechos y obligaciones de las trabajadoras sexuales, y este es el país con más disposición hacia ese tipo de transición, aunque para esto todavía hay que cambiar los conceptos machistas que prevalecen y que está impidiendo más avances, finalizó Reynaga.

En Nicaragua, hay dos organizaciones que se encargan de defender los derechos de las trabajadoras sexuales.

* Estudiante de periodismo