•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sustituir dos millones de bujías incandescentes en el sector domiciliar y más de 25 mil lámparas en el alumbrado público por igual número de unas con mayor eficiencia energética, para así ahorrar un 35% de la facturación eléctrica a nivel nacional, es parte de una campaña del Ministerio de Energía y Minas, MEM,  en aras de reducir el consumo energético.

El proyecto forma parte de uno de los cinco componentes que comprende el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable, Pneser, que es desarrollado desde el año pasado y que finalizará en 2015 con una inversión por el orden de los 400 millones de dólares.

La inversión del cambio de luminarias es de 9.9 millones de dólares, de los cuales 6.7 millones son destinados para la compra de los bombillos de alumbrado público.

Entre los objetivos del programa, figuran: aumentar la cobertura del servicio eléctrico en el país, del 64.6 al 85.5%, y reducir las pérdidas energéticas al 4.56%, las cuales actualmente se calculan en 21%, a fin de lograr una reducción de consumo de 221 GWh/año (gigawatts horas por año).

Si tomamos como referencia que el año pasado el consumo de energía fue de 3,198 GW, de acuerdo con registros oficiales de la Distribuidora Gas Natural, con las medidas de ahorro que estima el proyecto el consumo en los próximos cuatro años podría ser inferior a los 3,000 GW.

Datos oficiales del Instituto Nacional de Energía, INE, refieren que la tasa de alumbrado público de los usuarios en Managua, cuyo consumo es menor a 150 KWH al mes, es de C$112,587. Es decir, que con la reducción del 35% que se pretende lograr con el cambio de luminarias, la factura podría pasar a C$73,182, o sea C$39,405 menos.

Lorena Lanzas, viceministra del MEM, aclaró que el proyecto no comprende la instalación de nuevas luminarias sino la sustitución por otras de mayor eficiencia, lo cual será el inicio para que posteriormente la distribuidora de electricidad adquiera ese tipo de compras que cumplan con las normativas de eficiencia energética.

Priorizarán asentamientos

Shu-Yan Delgado, directora del Departamento de Eficiencia Energética del MEM, agregó que paralelamente se prevé la distribución de unos 2 millones de bujías fluorescentes para el sector domiciliar, cuya prioridad son los asentamientos.

La bujía convencional tiene una potencia de 100 Watts, mientras que las que serán distribuidas son de 20 W.

El costo promedio de una bujía fluorescente en el mercado nacional oscila entre 3 y 4 dólares, pero las que serán distribuidas por medio del proyecto que desarrolla el MEM podrían adquirirse por US$1.50.

“Estamos en un proceso de evaluación para ver los medios con los que haremos la distribución. Ya sea a través de la distribuidora (Gas Natural) o del INSS. Lo que queremos es que el beneficio llegue a la mayoría de la población”, puntualizó.

La viceministra señaló que próximamente entrará en rigor una normativa para regular la importación de productos electrodomésticos, cuyo objetivo es verificar que estos cumplan con las características de eficiencia energética.