•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de universidades que reciben parte del 6 por ciento del Presupuesto General de la República (PGR) defendieron dicho precepto constitucional y contraargumentaron los aspectos bajo los cuales se ha criticado el desempeño de la educación superior.

El presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), Telémaco Talavera, acusó al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) de estar en contra de la educación superior pública, luego de que el primero planteara la propuesta de utilizar parte del 6 por ciento para mejorar la inversión en educación básica y técnica.

Aunque el representante de la misión del FMI, Marcello Stevao, aseguró el martes que redirigir los fondos destinados a educación es una “decisión soberana de Nicaragua”, la propuesta de dicho organismo trajo a colación una serie de críticas que anteriormente se habían hecho a la educación superior.

Sobre la deserción
El secretario general de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Diego Muñoz Latino, señaló que en esta Alma Máter la deserción no supera el 3 por ciento por año, y que en el último quinquenio la estancia promedio de un estudiante es de 7 años, pues aunque las carreras duran cinco años, la realización de los trabajos de culminación de estudios pueden durar hasta un año, y también puede haber retrasos por clases reprobadas.  

En ese sentido, el rector de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), Emerson Pérez Sandoval, dijo que “históricamente” el índice de deserción en ese centro de estudios ha oscilado entre el 13 y el 15 por ciento anual, en una matrícula de 3,000 estudiantes de nuevo ingreso.

Buscar las causas
Para este académico, antes de hablar de tasas de deserción es importante determinar las causas de la misma, porque, a su criterio, “una cosa es hablar de la deserción en las universidades de los ricos y otra cosa es hablar de deserción en las universidades que atendemos a un sector poblacional donde la familia con costo sobrevive”.

Respecto a la repitencia, Pérez Sandoval no dio cifras, pero destacó que entre los estudiantes becados, que en esta Alma Máter son 10,000, se logra una alta retención y no hay repitencia pues deben mantener cierto promedio académico para no perder el beneficio.

Talavera, por su parte, mencionó que hace algunos meses en la UNAN-Managua hubo un encuentro de países latinoamericanos para abordar el tema de la educación superior, donde se planteó que muchas naciones tienen tasas de deserción de hasta el 80 por ciento, pero que en Nicaragua la tasa de retención es de más del 55 por ciento en los estudiantes de primer año y que en los próximos años anda arriba del 80 por ciento.

El también rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA) refutó que sólo 10 de cada 100 matriculados logre graduarse, tal como lo aseguró el exministro de Educación, Humberto Belli. “Absolutamente falso”, comentó durante la Feria Tecnológica Agropecuaria que realizó dicho centro de estudios en ocasión del Día Nacional del Agrónomo que se conmemora el 15 de mayo.