•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Todas las personas tienen derecho a expresar o no expresar sus convicciones, tiene que ver con el derecho a la libertad de conciencia, de hecho con las libertades individuales”, respondió el diputado sandinista Carlos Emilio López, sobre la posibilidad de que haya diputados homosexuales o lesbianas en la Asamblea Nacional, y que han optado por mantener en reserva su condición.

La reacción de López está relacionada con la amenaza que lanzaron públicamente este jueves, representantes de grupos feministas y de la diversidad sexual, quienes dijeron que el próximo 17 de mayo darán a conocer la lista de unos 20 diputados y diputadas que son homosexuales y lesbianas, y que no han apoyado a estos grupos minoritarios en sus demandas.

Y es que los grupos de la diversidad sexual realizaron un plantón frente al edificio parlamentario, para solicitar a los legisladores que modifiquen el concepto de familia, para incluir a los homosexuales, lesbianas y transgéneros, además de la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“(En) este Código está consignando lo mismo que dice la Constitución, que el matrimonio y la unión de hecho estable son únicamente entre el hombre y la mujer, y el Código lo está dejando así… ellos (los de la diversidad sexual) pueden ejercer todos los mecanismos de presión que consideren, siempre y cuando estos mecanismos no alteren y no vulneren las leyes de Nicaragua”, señaló López.

Evangélicos reaccionarán
El abogado y pastor radial del departamento de León, Freddy Trujillo, considera que los representantes de la diversidad sexual están procurando que los diputados de la AN aprueben “atrocidades” que están en contra de lo que dice la palabra de Dios, ya que el matrimonio quedó establecido entre el hombre y la mujer, quienes son los que guiarán a la familia.

Trujillo cuestionó que la Iglesia evangélica se quede “dormida” y no actúe ante este tipo de situaciones, por lo que anunció que en los próximos días realizarán una visita a las instalaciones de la AN para pedir a los legisladores que no cedan ante las pretensiones de dichos grupos.

Mientras, Atiani Larios, promotora de Derechos Humanos del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, manifestó que “las administraciones del poder tienen que ser incluyentes, sin discriminar, como lo indican los principios de la Constitución Política de Nicaragua en el Artículo 4, (ya que) con esta modificación al Código de la Familia están excluyendo gente, la están limitando”.