•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El paro que mantienen los transportistas de carga del país podría extenderse a otros países de la región, como Costa Rica y El Salvador, confirmó ayer el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragüenses, ATN, Marvin Altamirano, aun cuando está consciente del perjuicio que esto está causando a la economía del país.

“Esto se puede convertir en un conflicto regional. Los transportistas centroamericanos han dado su apoyo a esta lucha de los transportistas nicaragüenses.

Entonces, si no hay acuerdos, esto se podría convertir no solo en un problema de Nicaragua, sino de la región”, agregó Altamirano.

Anoche, los transportistas y los representantes de las navieras continuaban negociando para encontrar una solución al problema, pero hasta nuestra hora de cierre no habían concluido y no logramos obtener información al respecto.

Más temprano, el presidente de la ATN calificó como una “práctica de las navieras imponer las tarifas”.

Desde hace un par de meses, los transportistas reclaman un incremento en la tarifa de los actuales US$1.10 por kilómetro recorrido a US$1.30.

“Nosotros lo que hemos dicho es que aquí se tiene que trabajar con los costos reales, con la realidad que vivimos, y, lógicamente, tanto ellos deben de ganar como nosotros, y debemos de sacar una economía adelante”, señaló Altamirano.

El presidente de la Asociación Nicaragüense de Agencias Navieras, ANAN, Carlos Pérez Bermúdez, en días anteriores expresó su preocupación porque la “carga de importaciones y exportaciones está parada por todos lados”.

“Obviamente, esto ha trastornado la economía del país, pero los responsables de esto son los señores de las líneas navieras, si el reajuste se hubiera dado antes, no se hubiera llegado a esta situación porque la tarifa que están pagando las navieras, ya no sirve”, ripostó Altamirano.

De igual forma, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, recientemente denunció que la tarifa que cobran los camioneros en el país es la más cara en comparación a la del istmo.

Sin embargo, Altamirano comentó: “La tarifa de Honduras, aun teniendo el combustible más barato, es más cara que la de Nicaragua; anda entre US$1.26 y US$1.30 por kilómetro. La distancia más larga es la que nosotros recorremos de Managua a Puerto Cortés, en Honduras y eso significa un reajuste por US$220 más”.