•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Nicaragua acordó que en los próximos meses se deberá avanzar en las reformas a la Seguridad Social, sugeridas por el Fondo Monetario Internacional, FMI, aseguró ayer en rueda de prensa Alberto Guevara, Presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN.

“Hemos tratado el tema de la Seguridad Social (con una misión del FMI), y hemos visto variantes de qué hacer para ir mejorando, para dar sostenibilidad a la Seguridad Social a largo plazo. Sabemos que este es un tema no solo de Nicaragua; hay en el mundo muchos sistemas sociales que han colapsado en países importantes”, precisó Guevara, quien agregó que estos modelos fracasaron por ser obsoletos.

“Fueron creados (los modelos de Seguro Social) hace 30, 40, 50 y 60 años, pues sencillamente están creados para una esperanza de vida distinta. Hoy tenemos el tema que va a estar siendo discutido en los próximos meses”, indicó Guevara, quien no brindó mayores detalles al respecto, pero insistió en que las negociaciones con el FMI continuarán.

La propuesta de reforma

La propuesta de reforma a la Seguridad Social del FMI para Nicaragua es aumentar de 60 a 65 años la edad de jubilación para los trabajadores, y duplicar de 750 a 1,500 las semanas de cotizaciones al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, lo que ha sido rechazado rotundamente por los sindicatos locales.

Los últimos datos proporcionados por el Ministerio del Trabajo revelan que existen 600,000 empleados que cotizan al INSS.

Datos publicados en medios oficialistas contabilizan que unos 134,296 jubilados reciben la pensión de vejez.

El FMI ha propuesto al gobierno disminuir la informalidad de su mercado laboral, que alcanza el 70%, un segmento que obtiene bajos salarios, no tiene acceso a la Seguridad Social y vive en el umbral de la pobreza, según datos oficiales.

Reforma debe ser integral

Manuel Israel Ruiz, experto en Seguridad Social, afirmó ayer que dada la situación del Seguro Social de Nicaragua y los cambios que ha tenido el empleo con la globalización, el país requiere de una reforma, pero que esta debe ser integral.

Consideró que en vez de tomar en cuenta la opinión del FMI, se debe incluir en el debate a los trabajadores activos, los cerca de 100,000 pensionados, los empleadores, las universidades y los políticos, que son los que aprueban las leyes.

Ruiz añadió que son 25 problemas los que enfrenta la Seguridad Social desde su creación, y no solo los tres aspectos que señala el FMI.
Consideró preocupante el hecho de que el que se jubila después de laborar 30 años, puede obtener una pensión de entre el 64 y el 80% de su salario, pero con la propuesta de reforma solo obtendría el 21% del salario.

Otro aspecto a tomar en cuenta, según el especialista, es que el artículo 38 de la Constitución dice que la ley no tiene efecto retroactivo, por lo cual, habría que preguntarse para quién es la reforma, ya que no podría incluir a los actuales cotizantes.

Añadió que el artículo 105 de la Constitución establece que el Estado tiene la responsabilidad ineludible de mejorar y ampliar la Seguridad Social, y la reforma sólo incluye a jóvenes menores de 30 años, dejando pro fuera a los mayores.

Manuel Israel Ruiz insistió en que no debe ser con el FMI con el que se debe discutir la reforma, sino entre los propios nicaragüenses.

Informe en Junio

Por otra parte, Guevara dio por concluida la visita de dos semanas que realizó una delegación del Fondo Monetario Internacional, FMI,  dentro de la revisión del Artículo Cuatro, para evaluar la estabilidad macroeconómica del país, la cual --según él-- seguirá creciendo a largo y mediano plazo en un 4%, algo que consideró satisfactorio para ambas partes.

“Hemos discutido con el FMI, y hemos coincidido que la trayectoria de crecimiento de Nicaragua en el largo plazo se encuentra alrededor del 4%, y es satisfactorio, porque cuando el mundo está en crisis, Nicaragua está creciendo”, detalló.

Guevara se mostró muy optimista conque el FMI apruebe la revisión del Artículo Cuatro, y tener esos resultados quizás en julio, para iniciar las negociaciones sobre un nuevo programa financiero para el período 2012-2016.

El funcionario insistió en que el país está mejor preparado que en 2007, cuando se suscribió el último programa financiero.

Sector energético
Al respecto de estos dos temas, Guevara no ahondó mucho, sin embargo, sostuvo que es necesario seguir fortaleciendo el marco energético para hacerlo sostenible, y detalló que si nuevamente el sector presiona por un aumento en los costos de servicios que la población recibe, el gobierno accionará de la misma manera que lo hizo con el último incremento de energía a la factura eléctrica acordada en enero de este año.

“Cuando se hizo una presión del ajuste del 22%, el gobierno logró hacer un combo, solo se subió un 9% y lo otro se resolvió a través de otros mecanismos; algo así sucedería si vuelve haber presión”, comentó.

Con el tema de las reformas fiscales, insistió en que es necesario avanzar en la consolidación fiscal que abarque a las empresas públicas y hacerlo más coherente, pero señaló que aún ambos temas seguirán siendo negociados con el FMI.