•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La incertidumbre reina nuevamente en el sector de la industria cárnica de Nicaragua. Desde hace dos semanas, cuando se registró en los Estados Unidos el último caso de la enfermedad de Vaca Loca, los precios por cabeza industrial se desplomaron hasta en US$5, y la tendencia es que la baja continúe hasta llegar a los US$25, porque los norteamericanos no han hecho nuevos contratos de compra a las plantas nacionales más allá del mes de mayo, confirmó el gerente general de Carnes San Martín, Alfredo Marín.

Según Marín, aunque aún no están claras las dimensiones del efecto que tendrá en los consumidores estadounidenses de carne por la “Vaca Loca”, se espera una disminución en el consumo de carne de res de un  10%.

No obstante, señaló que las dudas serán despejadas el próximo 28 de mayo, día feriado en Estados Unidos y de alta demanda de hamburguesas, cuyo principal ingrediente es la carne.
 

Otro problema
Otro problema que según Marín está afectando a la industria cárnica del país, es que desde hace cuatro años Venezuela mantiene “congelados los precios” de la carne que paga a Nicaragua y el sector industrial registra incrementos en sus costos de hasta US$100 por cabeza de ganado.

Lo anterior se suma a la caída de los precios por efecto de “Vaca Loca”, lo que provoca que las empresas nicaragüenses estén presentando un déficit en el precio de entre US$135 y US$130.
 

Mercados cerrándose
Algo que tampoco se debe olvidar es que todavía la industria cárnica no ha logrado exportar las cantidades esperadas de carne a México, Guatemala, Honduras y Panamá, donde hay restricciones por tierra.

“Nos tiene a los cuatro mataderos preocupados y en ascuas. Los mercados se nos están cerrando”, detalló Marín.

Durante 2003, el sector industrial de carne en Nicaragua reportó un desplome de hasta 25% en los precios de la carne como efecto de la “Vaca Loca”, al pasar de recibir por libra de carne US$1.40 a US$1.05 en una semana.

Datos oficiales señalan que en 2011 Nicaragua exportó a Estados Unidos 30,000 toneladas métricas de carne, equivalentes a US$432 millones, y el precio por kilo llegó a los US$4.09.
 

Productores también preocupados
Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, Salvador Castillo, comentó que los productores se muestran preocupados porque los mataderos les están pagando menos por la carne del ganado, al pasar de recibir C$79 a C$72 por kilo.

Castillo señaló que la justificación de los mataderos para reducir la paga por kilo de carne es que hay una reducción en la demanda de consumo por efecto de la Vaca Loca en Estados Unidos, pero se mostró cauteloso, pues cree que con la certificación que el país estará recibiendo próximamente y que lo acredita como poseedor de la categoría de riesgo controlado de la enfermedad  no debería estar incidiendo.

En la página web del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, se informó que en mayo Nicaragua estará recibiendo de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, el certificado que lo acredita como país con categoría de riesgo controlado de la Encefalopatía Espongiforme Bobina. La noticia la confirmó en su momento Filiberto Frago, representante del organismo internacional para Centroamérica y Panamá.