•  |
  •  |

El ex suboficial mayor de la Policía Nacional, Domingo Antonio Navas Vallecillo, denunció que él y su familia están siendo acosados y amenazados por oficiales de la Dirección de Drogas de esta institución, quienes pretenden apresarlo poniendo drogas en su vivienda.

Navas Vallecillo relató que la tarde del pasado 4 de mayo, unos 15 agentes antidrogas, portando capuchas y a bordo de una camioneta blanca, llegaron  hasta su vivienda en el barrio Villa Reconciliación, para intimar a su esposa, Socorro Palma, quien en ese momento estaba con su hija.

“Estoy viviendo momentos difíciles de amenazas e intimidación, de coacción y de persecución institucional de la Policía Nacional, simplemente por haber denunciado al comisionado Gutiérrez, el cual liberó a dos narcotraficantes el 25 de enero de 2010… Los policías desenfundaron sus armas y le dijeron a mi esposa, Socorro, hija de p…, ya sabemos que estás vendiendo drogas con Domingo Navas, y a como sea los vamos a mandar a La Modelo”, relató Navas.

Denunció a jefe policial
Considera que las injusticias y la persecución policial en su contra se deben a que denunció al comisionado mayor Sergio Gutiérrez, jefe de la Policía del Distrito Cinco, quien dejó en libertad a dos narcotraficantes que los oficiales lograron capturar, y que, lejos de premiarlo, la Jefatura Policial decidió sacarlo de la institución.

“Yo corrí y les di persecución (a los policías antidrogas), les grité que por qué estaban hostigando a una familia, y que si estaban haciendo eso solo porque yo había denunciado al comisionado Gutiérrez, pero huyeron”, recordó Navas, quien refirió que el problema es que los oficiales acosadores no andaban su chip de identificación y no pudo ver sus rostros.

En su momento, el comisionado Gutiérrez no quiso brindar declaraciones a El Nuevo Diario, aduciendo que su versión ya la había dado a la Dirección de Asuntos Internos, mientras el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, señaló que Navas fue retirado de la institución por presentar una actitud que lesionaba la imagen policial.

El ex suboficial interpuso un recurso de amparo ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, en contra de algunos jefes policiales. Asegura no estar involucrado en ningún tipo de ilícito, y que ha hecho llegar su queja ante la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía, para que conozca las irregularidades.