•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuatro millones de córdobas invierte la Alcaldía de Managua en una inmensa pileta recolectora que ayudará en la limpieza de las aguas que caen a la Laguna de Tiscapa. “El objetivo es lograr que los desechos no pasen al cuerpo de agua y disminuya la contaminación”, explicó Camilo Lara, Presidente de Fonare.

La Alcaldía capitalina está realizando una serie de obras de mejoramiento y la construcción de canaletas de conducción de aguas pluviales, dijo por su parte el secretario general de la comuna, Fidel Moreno.

Como parte de las actividades para salvar la laguna se han hecho dos jornadas de limpieza, la más reciente fue el sábado 12 de mayo, cuando se extrajeron 30 metros cúbicos de desechos, que incluían plásticos, botellas de vidrio y hasta piezas automotrices.

En la limpieza del sábado participaron el Ejército de Nicaragua, un grupo médico voluntario, y jóvenes del grupo ecológico Guardabarranco.

Trabajos acelerados
En cuanto a las obras, en un mes terminaron el reforzamiento a las paredes del pozo o pileta, que servirá para retener una gran parte de la basura, y así evitar que siga contaminando la laguna.

“Se pretende sensibilizar a la población para evitar el costo millonario que tiene que invertir la Alcaldía de Managua y destinarlo a otros sectores”, dijo Moreno.

La profundidad promedio de Tiscapa varía entre los 38 y los 42 metros en el verano, pero en los últimos tres años, durante la temporada lluviosa, el volumen de sedimentos ha disminuido drásticamente esa profundidad.

Tiscapa presenta grandes problemas debido a décadas de contaminación continua, provocada por el cauce que desemboca en sus laderas y de la basura que los pobladores tiran en los alrededores.

 

* (Estudiante de comunicación social)