•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Procurador General de la República, Hernán Estrada Santamaría, respondió con un correo electrónico dirigido a la redacción de El Nuevo Diario, a la denuncia de supuesta invasión de propiedad hecha por la ciudadana estadounidense Carmen Clymer.

En la comunicación, el titular de la Procuraduría General de la República, PGR, señaló que la señora Clymer aparece en los registros de esa institución como Juana del Carmen Castillo Alaniz.

En la comunicación donde el procurador Estrada deja sentada la posición institucional, señala que la denunciante compró 724 manzanas de tierra de la finca “El Esfuerzo” a la financiera Gefisa, y no 996, como dice.

Gefisa adquirió la finca “El Esfuerzo” por un préstamo vencido de la cooperativa “Marcos Somarriba”, que obtuvo esa propiedad mediante la Reforma Agraria, por haber sido esas tierras de José Rodríguez Somoza (familiar del dictador Anastasio Somoza), explica en la comunicación el procurador Estrada.

En el primer asiento de la cuenta registral número 102917, se indica que el área de las 724 manzanas de la finca “El Esfuerzo” es una desmembración de las 1,155 manzanas de Rodríguez Somoza, “la cual pasó de manera íntegra al Estado, y de la cual había un remanente que recuperamos al intentarse la venta total de la propiedad”, subraya el Procurador General de la República.

Cuestiona mesura judicial

“Resulta que la señora (Carmen) Clymer midió con su vara la propiedad, haciendo uso de la desprestigiada acción llamada mesura judicial, a la cual se prestó el juez Cuarto Distrito de lo Civil de Managua, pues no notificó a la PGR como debió hacerlo, emitiendo su resolución y arrasando con el remanente estatal”, asegura el procurador Estrada.

Mesura judicial es como se le llama al juicio donde la autoridad judicial hace la medición de una propiedad en litigio, auxiliado por un topógrafo, quien se constituye como perito, según lo establecido en el Código de Procedimiento Civil.

El exjuez Cuarto Distrito de lo Civil de Managua y ahora magistrado del Tribunal de Apelaciones de Juigalpa, Chontales, Néstor Castillo, explicó que en los juicios de mesura judicial el juez solo necesita llamar a los vecinos de la propiedad para saber si la parte sujeta de medición no afecta sus linderos.

El magistrado de Apelaciones agregó que si en este caso la Procuraduría se siente afectada como representante del Estado, puede pedir una acción de deslinde de la propiedad, o bien recurrir de nulidad del juicio de mesura judicial.

Luego el procurador Estrada asegura que la parte ocupada por los exmilitares es el remanente que le pertenece al Estado, “pues ella --Carmen Clymer-- está en posesión íntegra de la parte que en efecto compró, y que nadie le ha perjudicado”, concluye el procurador.

Estrada vs. Estrada

Esta batalla legal por una propiedad entre el Estado y la señora Clymer, tiene como hecho singular que el abogado Melvin Estrada, quien representa a la reclamante, es hijo del procurador Hernán Estrada Santamaría.

Sin embargo, ni en el correo electrónico ni en la nota de prensa de la PGR se hace mención de que Melvin Estrada es hijo del titular de esa institución, y que esa fue la razón por la cual este se inhibió de conocer del caso inicialmente.

Melvin Estrada señaló que la Procuraduría tuvo 16 meses para oponerse en el juicio de mesura judicial y no lo hizo, y agregó que su representada pidió hace un año su carta de no objeción a la PGR, sobre la propiedad “El Esfuerzo” para venderla, y que pasados 12 meses, no ha recibido

respuesta.

Finalmente, el abogado de Clymer señaló que su representada compró toda la propiedad de buena fe a Patricia Chavarría, quien a la vez la adquirió de Gefisa.

Ernesto García

El Procurador General de la República, Hernán Estrada Santamaría, respondió con un correo electrónico dirigido a la redacción de El Nuevo Diario, a la denuncia de supuesta invasión de propiedad hecha por la ciudadana estadounidense Carmen Clymer.
En la comunicación, el titular de la Procuraduría General de la República, PGR, señaló que la señora Clymer aparece  en los registros de esa institución como Juana del Carmen Castillo Alaniz.
En la comunicación donde el procurador Estrada deja sentada la posición institucional, señala que la denunciante compró 724 manzanas de tierra de la finca “El Esfuerzo” a la financiera Gefisa, y no 996, como dice.
Gefisa adquirió la finca “El Esfuerzo” por un préstamo vencido de la cooperativa “Marcos Somarriba”, que obtuvo esa propiedad  mediante  la Reforma Agraria, por haber sido esas tierras de José Rodríguez Somoza (familiar del dictador Anastasio Somoza), explica en la comunicación el procurador Estrada.
En  el primer asiento de la cuenta registral número 102917, se indica que el área de las 724 manzanas de la finca “El Esfuerzo” es una desmembración de las 1,155 manzanas de Rodríguez Somoza, “la cual pasó de manera íntegra al Estado, y de la cual había un remanente que recuperamos al intentarse la venta total de la propiedad”, subraya el Procurador General de la República.
CUESTIONA MESURA JUDICIAL
“Resulta que la señora (Carmen) Clymer midió con su vara la propiedad, haciendo uso de la desprestigiada acción llamada mesura judicial, a la cual se prestó el juez Cuarto Distrito de lo Civil de Managua, pues no notificó a la PGR como debió hacerlo, emitiendo su resolución y arrasando con el remanente estatal”, asegura el procurador Estrada.
Mesura judicial es como se le llama al juicio donde la autoridad judicial  hace la medición de  una propiedad en litigio, auxiliado por un topógrafo, quien se constituye como perito, según lo establecido en el Código de Procedimiento Civil.
El  exjuez Cuarto Distrito de lo Civil de Managua y ahora magistrado del Tribunal de Apelaciones de Juigalpa, Chontales, Néstor Castillo, explicó que en los juicios de mesura judicial el juez solo necesita llamar a los vecinos de la propiedad para saber si la parte sujeta de medición no afecta sus linderos.
El magistrado de Apelaciones agregó que si en este caso la Procuraduría se siente afectada como representante del Estado, puede pedir una acción de deslinde de la propiedad, o bien recurrir de nulidad del juicio de mesura judicial.
Luego el procurador Estrada asegura que la parte ocupada por los exmilitares es el remanente que le pertenece al Estado, “pues ella --Carmen Clymer-- está  en posesión íntegra de la parte que en efecto compró, y que nadie le ha perjudicado”, concluye el procurador.
ESTRADA vs. ESTRADA
Esta batalla legal por una propiedad entre el Estado y la señora Clymer,  tiene como hecho singular que el abogado Melvin Estrada, quien representa a la reclamante, es hijo del procurador Hernán Estrada Santamaría.
Sin embargo, ni en el correo electrónico ni en la nota de prensa de la PGR se hace mención de que Melvin Estrada es hijo del titular de esa institución, y que esa fue la razón por la cual este se inhibió de conocer del caso inicialmente.
Melvin Estrada señaló que la Procuraduría tuvo 16 meses para oponerse en el juicio de mesura judicial y no lo hizo, y agregó que su representada pidió hace un año su carta de no objeción a la PGR, sobre la propiedad “El Esfuerzo” para venderla, y que pasados 12 meses, no ha recibido
respuesta.
Finalmente, el abogado de Clymer señaló que su representada compró toda la propiedad de buena fe a Patricia Chavarría, quien a la vez la adquirió de Gefisa.