•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A finales de julio se vencen los contratos de compra de carne bovina que Nicaragua tiene con Venezuela, mercado al que se destina el 40% del total de las exportaciones de este rubro, sin embargo, la ansiedad inunda al sector cárnico industrial, porque aún no se negocian los nuevos contratos con dicho país, afirmó Onel Pérez, Presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Canicarne.

Venezuela mantiene congelados los precios desde hace tres años, lo que preocupa aún más a la industria cárnica.

Pérez explicó a El Nuevo Diario que “esto significa que estamos buscando un reajuste al precio, así como la negociación de nuevos volúmenes, un asunto que nos preocupa para la continuidad en ese mercado, ya que los contratos se vencen a finales de julio de este año. Hemos solicitado a la contraparte desde hace algún tiempo, reunirnos para resolver esto, y estamos a la espera de que nos den respuesta”.

Pasar de ALBA al TLC

Según Pérez, para garantizar la continuidad de las exportaciones, han propuesto que el convenio ALBA se transforme en un Tratado de Libre Comercio, TLC, aprovechando las buenas relaciones que actualmente existen entre los dos países, para así asegurar la continuidad de las exportaciones, no solo de la carne, sino de los otros productos negociados.

“Las compras venezolanas de carne bovina son frágiles, pues dependen de la buena voluntad política que existe entre el Presidente de Venezuela y el Presidente de Nicaragua, y es innegable que el estado de salud del presidente venezolano, Hugo Chávez, podría afectar hacia futuro”, insistió Pérez.

Según datos de Canicarne, para 2011, Venezuela representó el 35% del volumen de exportaciones de carne bovina, y en lo que va de 2012, el 44%.

La "Vaca Loca" asusta

El sector cárnico también ha expresado su preocupación con el mercado de Estados Unidos, que registra muy pocas transacciones para junio y julio próximos, producto de la incertidumbre en ese mercado, después de la detección de un caso de “Vaca Loca” en el estado de California, el 24 de abril recién pasado.

El fin de semana pasado, el gerente general de Carnes San Martín, Alfredo Marín, advirtió que este fenómeno está generando una caída en los precios de exportación por cabeza industrial de US$5, inicialmente, pero la tendencia es que la baja continúe hasta llegar a los US$25.

Mantienen precios

Aun así, Pérez sostiene que la industria está manteniendo los precios a los productores, a pesar de la situación en Estados Unidos y Venezuela, pagando en 2012 un 33% más que el año pasado.

Exportaciones en 2012

Al corte del lunes 14 de mayo, el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex, refiere que Nicaragua ha exportado un total de US$166.65 millones en carne bovina. A Venezuela le corresponde un total de US$78.68 millones, siendo el primer rubro de exportación a este país que ha consumido un total de 17,430 toneladas métricas de carne nica.

Estados Unidos ocupa el segundo lugar, al facturar US$61.6 millones por un total de 11,967 toneladas métricas de carne de bovino. Le sigue México, con US$8.3 millones, por una demanda de 26,592 toneladas métricas

En Centroamérica, pese a que Nicaragua tiene acuerdos comerciales como toda la región, El Salvador es el primer comprador de carne bovina nica, con US$18.5 millones facturados por 3,771 toneladas métricas.

Por su parte, Costa Rica reporta una facturación por la carne bovina nica de US$3.5 millones con 0.558 toneladas métricas, tercer producto de demanda, solo después de las naranjas frescas y el frijol.

En el acumulado del mes, Cetrex refleja que se han facturado US$17.62 millones en carne de bovino para todos los mercados, período que corresponde del primero al 14 de mayo.