•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El procurador de los derechos humanos en Nicaragua, Omar Cabezas, solicitó hoy al Parlamento reconocer por ley la existencia de familias homoparentales, sumándose a una demanda efectuada por la comunidad de homosexuales en este país centroamericano.

Cabezas, quien hoy rindió un informe anual ante los diputados, solicitó legalizar los núcleos dirigidos solo por parejas de hombres o de mujeres en el nuevo Código de la Familia, que se discute en el Parlamento.

El Estado nicaragüense debe reconocer las "familias homoparentales en el Código de la Familia que se encuentra en discusión", pidió Cabezas, un antiguo guerrillero sandinista, en el plenario legislativo.

"El no reconocimiento de la familia homoparental riñe con el principio de igualdad y no discriminación establecidos en nuestra Constitución y en los instrumentos internacionales que Nicaragua ha suscrito", agregó el funcionario.

Cabezas respaldó así a la comunidad de homosexuales en Nicaragua, que también reclama a los diputados respetar el derecho de las personas de la diversidad sexual en el nuevo Código de la Familia.

El Congreso nicaragüense aprobó el pasado 19 de abril el primer capítulo del Código de la Familia, en el que estableció que ese núcleo de la sociedad "está integrado por un grupo de personas naturales con capacidades, habilidades y destrezas diferentes, unidas por el matrimonio o unión de hecho estable entre un hombre y una mujer".

Los homosexuales del país, sin embargo, exigen el derecho de formar una familia, por lo que se oponen al Código que sobre la materia aprueban los legisladores.

Los diputados nicaragüenses no respondieron la petición de Cabezas.

El procurador, por su parte, afirmó que Nicaragua "ha avanzado en materia de promoción y defensa de los derechos humanos de las personas de la diversidad sexual".

En específico, se refirió a la existencia de una Procuradora nicaragüense de la Diversidad Sexual, Samira Montiel.

También reconoció que este país no penaliza la homosexualidad, pero sí sanciona la discriminación en todas sus formas.

En tanto, la comunidad de personas de la diversidad sexual en Nicaragua anunció una marcha para este jueves, que concluirá frente al edificio legislativo, en el viejo centro de Managua, para manifestarse contra la marginación que sufren, en el marco del Día de lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género.