•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entre risas, anécdotas y sentimientos, pacientes y autoridades de la Fundación Ortiz Gurdián, FOG, que impulsa un programa de lucha contra el cáncer de mama, compartieron experiencias con representantes del Centro de Humanización de la Salud, CHS, de Madrid, España, quienes quedaron satisfechos con el trabajo que realiza dicha organización a favor de cientos de mujeres nicaragüenses.

La visita de los representantes del CHS a la clínica de la FOG se dio en el marco de las jornadas de “humanización de la salud”, las cuales tienen el propósito de detectar las necesidades, demandas e inquietudes en torno a la humanización del mundo de la salud, para así mejorar la atención a los usuarios de este sector.

“He tenido la impresión de haberme encontrado una red preciosa de solidaridad, que nace no solo de la profesionalidad de los que trabajan en la clínica y de los líderes de la Fundación, sino también de una solidaridad muy particular que surge de la vulnerabilidad de quien ya ha tenido experiencia de ser diagnosticada de cáncer y de ser superviviente”, expresó José Carlos Bermejo, Director del CHS, tras conocer las instalaciones y el personal de la FOG.

Y es que en la visita destacaron las anécdotas de tres sobrevivientes de cáncer de mama que ahora forman parte de un grupo de 152 voluntarias que apoyan a nuevas pacientes en el proceso de prevención, detección temprana y tratamiento de dicho mal.

Emilia Cuadra es una de ellas, y dice que cuando está en la clínica se siente como en su casa, pues ahí no las ven como “un número más”, como probablemente, asegura, sería en un hospital público, sino que las saludan por su nombre, y con mucho cariño les preguntan cómo están.

“Desde que entramos a la Fundación todo es cariño, nos apapachan, nos hacen sentir como mimadas, como cuando la madre lo agarra a uno y lo abraza”, señala Martha Lorena Pavón, quien fue diagnosticada hace tres años, y, según los médicos, podría estar liberada del cáncer al término de cinco años, pues se le realizó una mastectomía y recibió el tratamiento adecuado.

Dar giro en atención en salud

Bermejo señaló que actualmente, en todo el mundo, la atención en salud se está centrando en la patología, y está dejando a un lado los sentimientos, los valores, la cultura y las creencias, por lo que si no cambia esa situación, “estaríamos dejando que la medicina se convierta en veterinaria de cuerpos humanos”.

La coordinadora del programa de lucha contra el cáncer de mama de la FOG, Teresa Campos, explicó que las 152 voluntarias tienen el derecho de llevar a 10 mujeres para la prevención y detección temprana de dicho mal, por lo que, en ese sentido, atienden 1,500 pacientes al año, aunque señaló que “por otras vías” asisten otras 1,500.

En el caso de la aplicación del tratamiento, Campos aseguró que atienden a 150 pacientes al año.