•   Bluefields, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos policías fueron baleados ayer por tres miembros de una familia en un barrio de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, durante la captura de Benjamín Miranda, de 26 años, acusado por homicidio.

Los policías Federico Jiménez y Manuel Montoya recibieron balazos en las piernas durante la captura de Benjamín Miranda, quien fue acusado por un homicidio ocurrido el año pasado.

El vocero de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, confirmó que los dos agentes “cumplían una orden policial en el barrio El Canal, en contra de Benjamín Miranda, cuando fueron baleados en las extremidades inferiores”.

Borge precisó que tras el ataque a los policías, quienes están internados en el Hospital Regional “Ernesto Sequeira Blanco”, de Bluefields, los refuerzos de esa institución capturaron a las tres personas que impedían la captura de Miranda.

Seledonio Miranda, padre de Benjamín; Juan Carlos Miranda y Enrique López Miranda, hermano y primo del indiciado, respectivamente, fueron apresados, y se les ocupó dos armas de fuego cortas: un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros.

Al cierre de esta edición, se desconocía la condición de salud de los uniformados lesionados en la refriega.

La RAAS es la zona del país que registra los mayores índices de violencia. Mientras la media nacional es de 12 muertes por cada 100,000 habitantes en 2011, en el sur del Caribe la cifra se eleva hasta 42.7 por cada 100,000.

La tasa de homicidios de la RAAS es la más alta de país, seguida por el Triángulo Minero (35.1), El Rama (19.2) y la RAAN (18.7).

En el informe anual presentado recientemente por la Directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, se detalla que en esta región se da un homicidio cada seis días.

Las estadísticas oficiales indican que la RAAS y Jinotega resaltan también por el incremento de los homicidios, 10.3%, y porque la operatividad para resolver estos es menor que la media nacional.