•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, informó ayer que en 2011 atendió 1,930 denuncias, y comprobó que en 977 de los casos, poco más del 50%, hubo violación a los derechos humanos.

Mauro Ampié, presidente de la institución, dijo que en los últimos cuatro años se ha incrementado el nivel de casos comprobados de violaciones a los derechos humanos, pasando de 766 en 2008 a 977 en 2011.

Ampié indicó que hubo un retroceso en materia de derechos humanos, no tanto por la cantidad, sino por la gravedad de las denuncias, relacionadas con la impunidad, la vulnerabilidad de la seguridad personal y la violación a los derechos constitucionales, además del incumplimiento a recomendaciones externas, como las del Comité de los Pactos de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Cenidh, señaló entre las irregularidades la imposición continuista de ministros de gabinete sin la ratificación en la Asamblea Nacional, como manda la Ley 520, y la destrucción de la autonomía municipal.

Sobre los primeros 100 días del actual mandato del presidente Daniel Ortega, Núñez cuestionó las acciones del poder central contra la autonomía municipal, tras el envío a la Asamblea Nacional de una reforma a la Ley de Municipios, el 6 de marzo.

Calificó de muy preocupante la centralización del poder, e indicó que esta quedó demostrada esta semana con la reforma a la Ley Electoral, en la que ha quedado concretada “la reelección y la ampliación desproporcionada” del número de concejales en los Concejos.

Según el Cenidh, la Policía Nacional fue la institución más señalada, seguida del Poder Judicial, el Ministerio Público, el Sistema Penitenciario, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, y el Ministerio del Trabajo.

Erick Sottas, Director Ejecutivo de la Organización Mundial contra la Tortura, OMCT, declaró que Nicaragua ha firmado muchos tratados y convenios internacionales en materia de derechos humanos, lo que es muy positivo, pero lamentó que después que su organización realizara varias recomendaciones, estas no se hayan cumplido.

Sottas está en Nicaragua reuniéndose con representantes de instituciones públicas para dar seguimiento a las recomendaciones relacionadas con la justicia, en casos de femicidios, acoso, amenazas de muerte contra defensores de derechos humanos, y la necesidad de mejorar las condiciones a los privados de libertad.