•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los productores de ganado afiliados a la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, advirtieron a las plantas industriales que tendrán una semana para negociar los mecanismos que les permitan obtener un mejor precio por la res, el cual, en las últimas tres semanas sufrió una reducción del 13%, y en algunos casos hasta del 20%.

Los ganaderos demandan que el gobierno sirva de garante en la negociación, y señalan que si no se les mejora el precio van a retener el ganado por un período de 15 días.

Solón Guerrero, Presidente de Faganic, afirmó que la propuesta que llevarán los ganaderos a esta mesa tripartita será que los precios de compra de bovino se rijan según el mercado internacional y no de manera “arbitraria”, como consideran que lo viene haciendo la industria cárnica, la cual, en tres semanas redujo el precio de compra por kilo canal de C$80.00 a C$70.00.

“No hay ningún fundamento --ni sanitario ni de precios a nivel mundial-- para que nos hayan bajado los precios”, apuntó.

Sin embargo, Guerrero reconoció que pese a esta reducción, los precios continúan por encima de los C$50.00 y C$60.00 que el sector recibía hace unos tres años.

Por su parte, la industria cárnica en este momento asegura que está pagando a los productores C$72.00 por kilo en canal caliente.

Al respecto, el gerente general del matadero Nuevo Carnic, Daniel Núñez, detalló que “los C$72.00 significan US$3.08 el kilo en canal caliente; un muy buen precio si se compara con el que se pagó en mayo de 2011, que era de US$2.56 el kilo en canal caliente, y en relación con el mismo mes de 2010, que fue de US$2.09 el kilo.

“Como verá, hay una gran diferencia de lo que se está pagando ahorita. En algún momento se estuvo pagando C$46.00 el kilo en canal caliente, subió escalonadamente hasta C$60.00 córdobas el kilo en canal caliente, o sea que C$72.00 es muy buen precio”, añadió.

Como ejemplo, detalló que un animal de 200 kilos se paga en C$14,400, que es lo normal, más C$300 de transporte por cada res, que suma C$14,700”.

Núñez aseguró que los C$80.00 que la industria pagó por el kilo en canal caliente de la carne de res era “insostenible”, y que llegó a ese techo por pura “especulación”, señalando que por este precio “burbuja” los mataderos registraron pérdidas en sus estados financieros correspondientes a los meses de marzo y abril, aunque no especificó de cuánto fue esa pérdida.

“Era una burbuja, debido a que todas las plantas hemos crecido en nuestra capacidad de matanza. Toda industria quiere tener ocupada su capacidad instalada. En pro de mantenerla así, se generó este precio de “burbuja”, porque presionamos en la demanda de materia prima” comentó Núñez.

A juicio del gerente de Nuevo Carnic, el precio de C$80.00 por kilo en canal fue tan bueno, que se llegó a niveles de países suramericanos, como Uruguay, que goza de un mejor mercado para su carne, porque tiene acceso a la Unión Europea y presenta un ganado de mejor calidad.

Importan reses

Faganic también hizo público que desde hace meses ingresan al país un promedio de 1,200 cabezas de ganado procedentes de Costa Rica y de Honduras para ser sacrificadas en los mataderos industriales, lo que es del conocimiento de las autoridades nacionales, señalando que esto no debería ocurrir, porque Nicaragua es autosuficiente en la producción ganadera.

“Le hacemos un llamado al gobierno para que verifique y tome cartas en el asunto. Si a Costa Rica queremos exportar un litro de leche, sería seriamente cuestionable”, argumentó Guerrero.

Según datos de Faganic, a los mataderos nacionales ingresan alrededor de 60,000 animales al mes para ser sacrificados.

Guerrero insistió en que de no obtener una respuesta convincente sobre la propuesta que plantearon, en una semana estarán reteniendo el ganado por alrededor de 15 días.

Pedirán medidas contra bloqueo

Mientras tanto, el diputado sandinista y también ganadero, Douglas Alemán, dijo que “a lo inmediato estarán solicitando al Mific y a Magfor” aplicar medidas recíprocas a los países de Honduras, Guatemala, Panamá y México, que según la industria cárnica han estado bloqueando las importaciones de carne.

“La mejor manera de enfrentar este tipo de trabas, que son barreras técnicas y reiteradas, es buscando una solución vía ministros, y, por otro lado, ‘apretando las tuercas’ también con la introducción de esos productos. Recuerden que si nos vamos a la balanza comercial, ellos salen perdiendo, porque son más los productos que importamos que los que exportamos”, dijo Alemán.

Alemán agregó que la próxima semana la Comisión Económica de la Asamblea Nacional estará dictaminando la Ley de Fomento para la Carne.

El también diputado y ganadero, Francisco Valdivia, apoyó la posición de Alemán, y refirió que la situación de incertidumbre que viven los ganaderos tendrá sus efectos en la banca, pues los productores de ganado corren el riesgo de no honrar sus deudas con los precios que actualmente están recibiendo por la carne de res.

Faganic también sostuvo que además de la carne, los productores están siendo afectados por el precio que reciben por galón de leche, que en el campo se redujo en un 20% con la llegada del invierno.