•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Alguna vez, estando en calidad de paciente en un hospital, le ha preguntado o solicitado al personal que le atiende, que se lave las manos? Pues si no lo ha hecho aún, ¡hágalo!, está en todo su derecho, y si se encuentra bajo los efectos de alguna medicación o su malestar se lo impide, pídale a un familiar que ponga atención a esta norma.

Esto lo confirmó el doctor Guillermo Porras, jefe de medicina interna e infectólogo del Hospital Metropolitano “Vivian Pellas”, durante el II Simposio Nacional de Infecciones Nosocomiales, que se llevó a cabo el pasado sábado, y se realiza bianualmente en coordinación con la Asociación Nicaragüense de Infectología y el mencionado centro hospitalario.

Según Pérez, la tasa más baja de infecciones nosocomiales del país y del área centroamericana la tiene el Hospital Metropolitano con 1.1 por cada cien egresos. Otros hospitales del país están con tasas de 7 por cada cien pacientes. “Incluso, hay hospitales a nivel centroamericano que tienen tasas hasta de 10 infecciones por cada cien pacientes”, señaló.

Infecciones más comunes

Por otro lado, en términos más específicos de infecciones nosocomiales, las mas frecuentes son las asociadas a flebitis, que es inflamación del sitio donde estuvo una aguja. “Esta infección puede ser generalmente leve, pero puede desarrollar otras infecciones”, explicó el doctor Porras.

Otras infecciones comunes son las producidas en sitios quirúrgicos que atacan a pacientes sometidos a una operación. Se les hace una herida, y de ahí existe la probabilidad de que esta se infecte. La otra es la neumonía, que son infecciones pulmonares. La mayoría de estos males se dan por disrupciones en la piel, por heridas o inserción de agujas, “pero son necesarias en los pacientes graves, y debemos hacerlo aumentando el margen de seguridad”, dijo el doctor Porras.

Dichas afecciones se presentan mayoritariamente en pacientes debilitados que van a terapia intensiva, pacientes de la tercera y de la cuarta edad, o con sepsis (infección sistémica), por la que hay que ponerle accesos venosos para suministrarle medicamentos o dispositivos para que puedan respirar. Esto incrementa los riesgos, pero lo que pretendemos es disminuirlos, para no causar mayor morbilidad”, dijo la doctora Crisanta Rocha, pediatra y miembro del Comité de Infectología del HMVP.

Por otro lado, estas infecciones se transmiten por las manos y vía respiratoria, y la mayor estrategia para combatirlas es la prevención, y el lavado de manos con gel de alcohol es la práctica más adecuada. “Esto no cuesta mucho y es cuestión de actitud”, dijo la médica.

Carencias en los hospitales

En tanto, el doctor Carlos Quant, médico internista e infectólogo de los hospitales “Roberto Calderón” y Bautista, dijo que a pesar de tener un personal de vigilancia de infecciones nosocomiales, “debemos priorizar ciertas áreas, como la ruta crítica, que incluye cuidados intensivos, cirugía general y ortopedia, debido a las carencias que tenemos en algunos hospitales”, explicó.