•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta un año podrían pasar en la cárcel el magistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Julio César Osuna, y las otras nueve personas que según la Fiscalía conformaban una célula que transportaba droga y dinero proveniente del narcotráfico a Alejandro Jiménez, alias “El Palijedo”, y a otros cárteles de la droga.

Así lo dispuso el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Julio César Arias, quien ordenó suspender el proceso para todos los acusados, pero pidió a la Asamblea Nacional tramitar el desafuero de Osuna.

El magistrado Osuna y su hermano José Osuna; Karla Fariñas, hermana de Henry Fariñas; Carolina González, asistente del magistrado suplente; María Isabel Rayo y José Francisco Somarriba, chofer del magistrado electoral, enfrentan cargos por crimen organizado y falsedad ideológica.

Los otros 16 acusados, de los cuales cinco también están presos, enfrentan cargos por transporte internacional de estupefacientes, crimen organizado y lavado de dinero, según la acusación del Ministerio Público.

Anoche, el juez Arias ordenó la captura de los otros 11 acusados, entre los que sobresale Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, preso en Guatemala por el asesinato del trovador argentino, Facundo Cabral, en un atentado donde también salió lesionado de gravedad Henry Fariñas, quien enfrenta cargos por narcoactividad

La decisión del juez provocó la protesta de los abogados defensores, quienes expresaron que el proceso debía suspenderse para todos y que los reos tenían que ser puestos en libertad de inmediato.

Dinero narco viajaba en vehículos CSE

El magistrado Julio César Osuna, en conjunto con su hermano, José --de los mismos apellidos-- no solo tramitaba cédulas con identidad falsa para narcotraficantes como “El Palidejo”, sino que transportaban en vehículos del Consejo Supremo Electoral, dinero proveniente del narcotráfico, según la acusación de la Fiscalía.

Arias también ordenó la tramitación compleja al proceso, es decir, que se duplican los términos, congelar las cuentas bancarias de los acusados, y pidió información a la Superintendencia de Bancos, sobre las actividades bancarias de los acusados en los últimos cinco años.

En su resolución, el judicial también pidió información a la Dirección General de Ingresos, DGI, sobre la actividad fiscal de los 21 acusados, entre los que están los 10 detenidos.

Durante la audiencia, se produjo un enfrentamiento verbal entre Karla Fariñas y el magistrado Osuna, cuando este último dijo que la hermana de Henry Fariñas fue la que le pidió tramitar la cédula para “El Palidejo” con el nombre de José Fernando Treminio Díaz.

Ante el señalamiento del magistrado Osuna, Karla Fariñas no dudó en ripostarle en voz alta diciéndole: “Usted fue quien me pidió que le sirviera como testigo para hacer la reposición de una cédula, porque me estaba haciendo un favor para mi hermana”.

Por su parte, Carolina González, exasistente de Julio César Osuna, señaló que si su nombre y su firma aparecen en las solicitudes de emisión de cédulas que ella tramitó, es porque así se lo ordenó su jefe --Julio Osuna--, y porque así lo establece la normativa interna de ese Poder del Estado.

El magistrado suplente Julio Osuna dijo estar sorprendido de los cargos formulados en su contra, porque según él, su pecado fue tramitar una cédula de identidad de “buena fe”.