•   Río San Juan, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de los organismos ambientalistas, Foro Nacional de Reciclaje, Fonare, y Fundación Amigos del Río, Fundar, mostraron su satisfacción ante la decisión del Gobierno por activar la Alerta Amarilla en el Río San Juan de Nicaragua por el grave daño que está causando la construcción de la carretera tica al afluente.

Norwin Torrez, Director de Fundar, explicó que la activación de esta alerta implica una disposición, por parte del gobierno, de recursos humanos y económicos para mitigar los efectos de la obra -cuyo principal daño es la sedimentación que cae al río- para no llegar a una situación de desastre.

Omar Brenes, delegado del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, refirió que ya está establecido claramente cuál es el papel de todos las instituciones del Estado, y que las comisiones a nivel departamental sólo tendrían que adaptarlos sus planes.

Brenes apuntó que ahora hay que revisar la situación actual de todos los pobladores que están a la ribera del río.

Fonare y Fundar, que realizan un recorrido actualmente por el río, habían pedido la semana pasada que el gobierno del presidente Daniel Ortega, decretara la Alerta Amarilla para evitar un desastre en el afluente producto de la sedimentación.

Según explicaron, cada día caen al río 40 toneladas de sedimento y prevén que al finalizar el invierno esta podría llegar a ser de 100,000 toneladas, lo cual representa una grave amenaza para el ecosistema, biodiversidad y navegabilidad.