•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La pesadilla por el caos vehicular que enfrentan miles de conductores que a diario transitan por la carretera Masaya-Managua, precisamente en el tramo que va de la rotonda Ticuantepe a la Centroamérica, podría paliarse a partir de la próxima semana, con la habilitación de dos rutas alternas.

Así lo confirmó el viceministro de Transporte e Infraestructura, Franklin Sequeira, tras un encuentro que sostuvo con miembros del Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav; de la Dirección de Tránsito de la Policía, y de la Comisión de Infraestructura y Servicios Básicos de la Asamblea Nacional.

“Vamos a mejorar la ruta que sale de Las Colinas al Mercado ‘Roberto Huembes’ y la ruta Ticuantepe, Veracruz, Sabana Grande, las cuales serán vías alternas para descongestionar el tráfico de la carretera principal. Por ejemplo, uno puede venir desde Ticuantepe a salir a la zona oeste para entrar por la UNAN o por San Judas”, indicó.

De momento, estas vías serán utilizadas como parte de un proyecto a mediano plazo para reducir a 40 minutos el tiempo de viaje de Masaya a Managua y viceversa, que actualmente es de una hora y media. Mientras tanto, la Universidad Nacional de Ingeniería realizará un diagnóstico que podría contemplar la construcción de una nueva vía.

Largas esperas en semáforos

El viceministro aseguró que la Carretera a Masaya tiene un bajo nivel de servicio, ya que el tiempo de espera en los semáforos es de casi cuatro minutos.

El comisionado Luis Valle Corea, jefe de la Dirección de Registro de la Propiedad Vehicular de la Policía Nacional, señaló que evaluarán la propuesta que planteó el Fomav para disminuir el caos vehicular en esa carretera, en la que diario circulan unos 40,000 vehículos.

“Se trata de utilizar un carril de la vía contraria a la vía que se encuentre saturada, para evacuar por ahí parte del tráfico, por no contar en estos momentos con la posibilidad real de ampliar esa vía”, dijo el comisionado Corea.

Problemas con transporte interurbano

Durante la sesión en la que se abordaron los principales problemas que presenta la circulación vehicular, sobre todo desde las 7:00 a las 9:00 am, y de las 5:15 a las 7:00 pm, el transporte interurbano figuró como uno de los componentes que dificulta el tráfico, ya que estos medios de transporte detienen la marcha.

“Se necesita más regulación para que los vehículos que transporten pasajeros cumplan la norma y la gente los aborde en las bahías y no en el carril de rodamiento, lo cual provoca congestionamiento y accidentes”, refirió el viceministro de transporte.