•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el cuerpo débil por la quimioterapia, pero con una mirada enérgica y la esperanza del tamaño del universo, conocimos a Daniela Guadalupe Rojas Martínez, una joven madre de 26 años, originaria de de Granada, quien aguarda con ilusión el nacimiento de su segundo hijo.

Para el 20 de junio, con 34 semanas de gestación, el bebé de Daniela deberá nacer mediante cesárea. Hace 18 meses le diagnosticaron cáncer, y según los médicos, no puede llevar a término su embarazo.

Recostada en una cama, en una modesta vivienda, narra que se descubrió una pequeña pelotita en su rodilla izquierda. Al inicio no le prestó atención, pero luego fue notando que el bulto iba creciendo.

“Yo bebía Diclofenac para calmar ese dolor, pero no se me quitaba y se volvía más fuerte. Cuando fui al hospital, los doctores me dijeron que ya era muy tarde”, expresó.

Esta semana, Martínez está empezando el tercer ciclo de quimioterapia en el Hospital “Manolo Morales”, y hace unos 22 días le amputaron la pierna, un golpe que --según dice-- no ha cercenado su fe.

Luego de esa operación, los galenos le practicaron un ultrasonido abdominal para valorar su situación, y espera por los resultados, tres días antes de la fecha marcada para que reciba a su criatura.

Que su bebé nazca bien

El mayor anhelo de esta madre es que ni la quimioterapia ni el medicamento provoquen daño al niño.

“Los doctores dicen que está bien y que va a nacer sano”, cuenta con optimismo, aunque confiesa que pensar en el parto le acarrea un cúmulo de nervios.

Sin embargo, tiene dos fortalezas: una hija de siete años que la acompaña en todo momento, y un esposo taxista que incluso ha dejado de trabajar por cuidarla y acompañarla a las citas médicas en Managua.

Pero esto no es suficiente; ella necesita una alimentación adecuada para su salud y medicamentos especializados que el hospital no le brinda, y que la difícil situación económica familiar no le permite conseguir.

Para quienes deseen apoyarla, pueden dirigirse a la siguiente dirección: De la Shell Guapinol, seis cuadras al norte, y una cuadra y media al oeste, en el barrio Pancasán, Granada.