•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La deuda que Nicaragua arrastra desde los años 80 con la República Islámica de Irán, por unos US$164 millones, será condonada, con el ánimo de fortalecer las relaciones económicas entre el gobierno del presidente Daniel Ortega y el de Mahmud Ahmadineyad, anunció ayer el vicepresidente iraní para Asuntos Internacionales, Ali Saeidlo, durante una visita en Managua.

Sin embargo, Nicaragua se endeudará de nuevo con US$250 millones en concepto de préstamo para proyectos de desarrollo.

“Quise aprovechar este viaje para anunciar esta noticia personalmente a usted”, presidente Ortega, que “estamos listos” para condonar la deuda a Nicaragua, afirmó Saeidlo, durante una comparecencia junto al presidente nicaragüense.

El alto funcionario iraní dijo que el tema de la deuda no permitía que las relaciones con Nicaragua se profundizaran.

“Ahora que las relaciones políticas se encuentran en la mejor manera, hemos visto la necesidad de que estos acuerdos se lleven a cabo”, añadió.

El gobierno de Ortega venía insistiendo con Irán para que este país perdonara la deuda que Nicaragua contrajo en los años 80, tras una operación de compra de petróleo, y que aumentó a US$164 millones producto del crecimiento de los intereses.

Préstamos por US$250 millones

La visita a Nicaragua de Ali Saidlu, trajo también el anuncio de un préstamo por US$250 millones, que el gobierno iraní ha dispuesto para financiar proyectos de desarrollo en Nicaragua, dejando así al país con una nueva deuda con Irán.

Saeidlo también aprovechó la cita con Ortega para invitarlo oficialmente a participar en la XVI Reunión de Jefes de Estado de los Países del Movimiento de los No Alineados, que se celebrará el 30 y 31 de agosto en Teherán.

El mandatario nicaragüense respondió a la invitación señalando que asistirá a la Cumbre, la cual “será una oportunidad para seguir fortaleciendo las relaciones” bilaterales.

En el encuentro con Ali Saeidlo, Ortega destacó también el aporte de Irán en los ámbitos comerciales y de inversiones, y se refirió también a la construcción de una planta lechera que este país financiará para el apoyo del sector lácteo en Nicaragua.

Asimismo, el mandatario nicaragüense defendió el derecho de Irán para desarrollar la energía atómica con fines pacíficos.