Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

El economista Néstor Avendaño pidió a la Asamblea Nacional que desafore al diputado de la bancada Democrática Nicaragüense y actual candidato a alcalde, Eduardo Montealegre, para que responda a la querella de injurias y calumnias que ayer se le opuso en el Juzgado Sexto Local Penal de Managua.

Avendaño explicó que después de haber esperado 26 días para que Montealegre se disculpara por haberlo llamado “quiebrabanco” y acusar falta de profesionalismo en sus estudios sobre el caso de los Cenis, decidió querellarlo porque considera que sus afirmaciones afectaron su honra y a su familia.

El economista dijo que por honestidad debe reconocer que Montealegre le envió a uno de sus asesores, el señor Guillermo Miranda, para tratar de llegar a un acuerdo, pero nunca le presentaron la propuesta de retractación pública que les pidió.

No obstante, Avendaño dijo que si en este momento Montealegre se presenta a los juzgados o al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos a retractarse, él retiraría la querella.

Avendaño se presentó a los juzgados acompañado por el ex procurador Alberto Novoa, quien es su asesor legal, y por la doctora Vilma Núñez de Escorcia, del Cenidh, porque no quiere que su acción sea politizada.

El doctor Novoa explicó que las afirmaciones que Montealegre hizo contra Avendaño constituyen calumnia e injurias, porque al llamarlo “quiebrabanco” le atribuyó un delito concreto, y al acusarlo de falta de profesionalismo afectó su honor, porque el querellante tiene diversos títulos nacionales e internacionales que revelan que es todo un profesional.

Novoa apuntó que de llegar a ser declarado culpable, Montealegre podría ser inhabilitado (para correr como candidato), pero la pena establecida para dichos delitos es de días multa. Valga decir que los “días multa” se pueden transformar en cárcel si la persona declarada culpable se niega a pagar.

Como prueba de cargo, Avendaño ofreció la resolución del Ministerio Público donde se le relevó de responsabilidad por la quiebra del ex tinto Banco del Café, y su currículo.

La doctora Vilma Núñez explicó que están acompañando a Avendaño en el proceso debido a que él recurrió al Cenidh porque sentía que se le habían violado sus derechos humanos, y para garantizar que tenga todas las garantías a la hora del juicio.

Hasta ayer la querella no había llegado a manos de la autoridad judicial, que antes de iniciar el juicio en este caso, tiene que pedir la desaforación de Montealegre, quien goza de inmunidad.

“Supongamos que (la Asamblea Nacional) no lo desafore… algún día no estará inmune, ese día lo esperamos en el juzgado”, apuntó Avendaño, quien agregó que no va a tolerar que ningún partido político o agrupación, “instrumentalice” el caso, porque es privado.

“El señor Montealegre no puede declararse como un “perseguido político”, finalizó diciendo el economista.

Días atrás Eduardo Montealegre explicó que en ningún momento acusó a nadie y que más bien lo quieren desviar de su campaña.