•  |
  •  |
  • END

CARAZO
Más de 25 viviendas de Jinotepe y Santa Teresa fueron afectadas por las fuertes lluvias que volvieron intransitable los caminos, botaron muchos muros, inundaron casas y socavaron letrinas en los barrios de la zona suroeste de Jinotepe.

La población limpiaba rampas para evitar que el agua se concentrara y destruyera más los caminos donde transitan diariamente para llegar de sus casas a los centros escolares o a sus puestos de trabajos.

Mientras tanto, Patricia Cerda, habitante del reparto “José Sánchez Salazar”, el barrio más afectado con las lluvias, expresó a END que el muro del Hospital Santiago, de Jinotepe, se cayó sobre el patio de su casa, además manifestó que dos postes de luz que se encuentran dentro del patio de su propiedad están por caer. “El peligro es por la energía que pasan los cables y puede perjudicar las vidas de los que vivimos aquí,” señaló la perjudicada.

Otras viviendas vecinas también están inundadas y tienen las letrinas llenas. Los niños, aterrados, miraban a su alrededor los efectos de los aguaceros, cuando todos los pobladores y el cuerpo de bomberos ayudaban a sacar el agua que había formado gigantescas lagunas y ríos por problemas de desagüe. Todas la aguas pluviales de los barrios de la zona norte bajan en la parte sur de la ciudad, y desafortunadamente los manjoles están taponados de basura.

Debido a los daños causados, las pérdidas económicas que son cuantiosas y la señal latente del incremento de epidemias en estas franjas vulnerables, ya está activado el Comité Municipal de Prevención de Desastres, que está integrado por la municipalidad de Jinotepe, Gobernación, Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Dirección General de Bomberos, Cruz Roja, Silais y Defensa Civil, para ejecutar un plan de prevención.

Ineter también informó que en los próximos días el territorio del Pacífico tendrá un temporal lluvioso que podría provocar daños mayores.