•  |
  •  |

La Corte Penal Internacional (CPI) advirtió ayer que está investigando las redes de apoyo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) podrían tener en otros países vecinos y organismos multilaterales. Uno de los países que está siendo investigado es Nicaragua.

Luis Moreno Ocampo, el fiscal jefe de la CPI, que finalizó ayer una visita de tres días a Bogotá, le comentó a periodistas locales que le ha pedido a varios gobiernos por escrito aclarar si en sus territorios hay “redes de apoyo” a las FARC.

Entre los países a los que ya se le pidió información están Nicaragua, Ecuador y Venezuela, además de países europeos, según publican medios locales.

El fiscal señaló que es necesario tener una visión global, que puede ayudar a registrar hasta qué punto hay redes de apoyo al grupo guerrillero que comete crímenes en Colombia y es catalogado como “terrorista” por Estados Unidos y la Unión Europea.

El funcionario explicó que antes de iniciar las investigaciones es necesario conocer si ya existen indagaciones en otros países.

“Eso es lo que estamos haciendo en materia de redes de apoyo a las FARC, tanto en los vecinos de Colombia como en otros países de América Latina, como en Europa, como INTERPOL, como la OEA. Vamos a pedir información sobre otros temas, intentar ver cómo se combinan sus esfuerzos”, explicó Moreno Ocampo a periodistas.
Apoyo de Ortega

En cuanto a la situación en Nicaragua, la advertencia de Colombia de recurrir a la justicia internacional se debe al asilo que la vecina nación le otorgó a tres sobrevientas del ataque colombiano al campamento de las FARC. Además, Colombia ha enviado varias notas de protesta.

Sin embargo, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha manifestado en diversas ocasiones su simpatía con las FARC, y asegura que el asilo dado a las tres mujeres colombianas y una mexicana se deben a razones humanitarias.

De igual manera, existe la versión no confirmada de que una delegación de la guerrilla viajó a Managua para celebrar el 29.º aniversario de la revolución sandinista. Asimismo, Ortega ha insultado a Uribe y el ministro de defensa colombiano.

Según el diario colombiano El Tiempo, la CPI dice tener “denuncias de existencia de redes de apoyo internacional a grupos armados responsables de cometer en Colombia crímenes que pueden ser de la competencia de la Corte”.

Agregó que Venezuela y Ecuador están dispuestas a colaborar en las investigaciones. Los mandatarios de ambas naciones sostuvieron fuertes enfrentamientos diplomáticos con el gobierno del presidente Álvaro Uribe luego de una incursión de tropas colombianas en territorio ecuatoriano el pasado marzo, en la que resultó muerto “Raúl Reyes”, el número dos de las FARC.

La publicación de El Tiempo resalta también que aunque el fiscal internacional no realizó una alusión directa a los equipos incautados en el campamento de “Reyes”, se acompaña del juez español Baltasar Garzón, quien le ha dado plena credibilidad al material electrónico hallado en el campamento guerrillero del “canciller” de las FARC.

En El Salvador
En mayo, el fiscal general de la República, Félix Safie, anunció que solicitaría información a Colombia sobre las FARC en el país.
En julio, el jefe de la Unidad Antinarcóticos de la Fiscalía, Julio Arriaza, partió hacia Colombia para el intercambio de información sobre los correos de “Reyes”.

La Fiscalía colombiana reveló que existe una investigación preliminar abierta que incluye a “Ramiro salvadoreño” y ciudadanos de unos 15 países.

Mario Iguarán, el fiscal general de Colombia, aseguró que si la investigación demuestra participación activa de extranjeros, pedirá su extradición.

Tras el viaje de Arriaza, Safie viajó a Colombia para ampliar la información recibida, que relaciona a siete nacionales con líderes de las FARC.