•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

María José y Erick se conocieron cuando ambos tenían 20 años y recién habían concluido sus estudios de bachillerato en 1997, y después de dos años de noviazgo, en octubre de 1999, decidieron casarse por la vía civil en una ceremonia sencilla.

Sin embargo, la recién iniciada relación matrimonial sufrió su primer “golpe bajo” en la primera Nochebuena. Erick no pasó en su casa con su esposa. Este incidente dejó desconcertada a María José, y era solo el inicio de lo peor que estaba por llegar, porque a partir de ese momento a ella le tocó vivir la peor de las pesadillas de su vida.

Erick se hundió en el profundo abismo del alcoholismo y la drogadicción, recuerda María José, quien ahora vive feliz con su segunda pareja y sus dos hijas.

María José relató que cuando ella tomó la decisión de divorciarse de su exesposo fue algo muy duro, porque no tenía palabras para decirle a su hija que no volverían a estar juntos como familia, y porque, según ella, se divorció estando enamorada.

La historia de María José y Erick es una entre las de muchos matrimonios que fracasan poco tiempo después de haber iniciado su vida en común, porque la mayoría de parejas que acuden a los tribunales a disolver su relación matrimonial tienen diez o menos años de convivencia matrimonial.

Estadísticas no engañan

Las cifras son frías y no engañan. Aunque en el primer trimestre de 2012 son menos las parejas que disolvieron su vínculo matrimonial con respecto al 2011, se trata de un total de 813 solicitudes, de las cuales solo dos fueron de mutuo consentimiento mientras se celebraban 33 bodas civiles.

El Departamento de Implantación del Complejo Judicial de Nejapa también registra que en ese mismo período de 2012, en los tribunales capitalinos fueron interpuestas 516 demandas de divorcio, tres de ellas de mutuo acuerdo, y solo 28 parejas formalizaron su relación ante las leyes terrenales.

En 2011, en los tribunales capitalinos se tramitaron 3,114 divorcios, de ellos solo ocho fueron de muto consentimiento entre los solicitantes, contra 157 matrimonio, revelan los datos oficiales.

Por la avalancha de solicitudes de disolución del vínculo matrimonial en los tribunales de Managua, la Corte Suprema de Justicia, CSJ, ordenó que las demandas de divorcio sean del conocimiento de los juzgados locales civiles, para descongestionar los otros.

De los casi 7,000 casos que están radicados en los dos juzgados de familia, el 35% de las causas se corresponden a solicitudes de divorcio, indicó la jueza María José Aráuz.

Las cifras de los Juzgados capitalinos son similares a las de la Unidad de Familia de la Defensoría Pública, donde en 2011 brindaron asistencia legal en 4,800 casos de divorcios, la mayoría de ellos solicitados por mujeres, indicó la directora de esa unidad, Andrea Baltodano.

Los pasos del divorcio

Una vez presentada la solicitud del divorcio, se notifica del emplazamiento a la parte demanda, y luego se llama a trámite conciliatorio, que es la audiencia que se realiza ante el juez, explicó la titular del Juzgado Distrito de Familia.

En el trámite conciliatorio, aunque las partes pueden estar asistidas por sus abogados, los acuerdos pueden ser la guarda o cuido de los niños y el monto de la pensión alimenticia. “Eso solo lo pueden decidir las partes”, explicó la jueza Aráuz.

“Cuando no hay hijos ni bienes --mancomunados-- el divorcio sale rápido, pero cuando las partes no están de acuerdo se arma la litis”, indició la jueza Segundo Distrito de Familia de la capital.

“En los trámites conciliatorios se ven cuatro puntos. El primero es la guarda de los niños, el segundo, la regulación de la relación padre-madre-hijos en relación a quién le va a corresponder la guarda. De tercero, está la determinación de los alimentos, la forma de pago de estos, y si hay distribución de los bienes”, explicó la judicial.

La jueza Castillo señaló que al romperse el vínculo matrimonial, los que más sufren son los niños, “porque ellos siempre quieren estar con papá y mamá”.

Para la judicial, es un acto de irresponsabilidad que los padres o las madres dejen recaer en los niños la decisión de escoger con quién se van a quedar conviviendo.

Jóvenes proclives

Los matrimonios que más se disuelven son aquellos que tienen 10 años o menos de convivencia, subrayó la jueza Arauz.

Desde que se crearon los Juzgados de Familia, hace poco más de dos años, la jueza Aráuz solo recuerda haber tenido un caso de divorcio donde la pareja tenía 45 años de vida matrimonial y el otro tenía 40. “Ambos casos me dieron mucho pesar”, agregó.

Para la directora de la Unidad de Familia de la Defensoría Pública, Andrea Baltodano, el fenómeno antes referido se debe a que la mujer joven es menos apegada a los patrones tradicionales de la cultura nicaragüense.

Baltodano reveló que de los 4,800 casos de divorcio donde brindaron asistencia legal en 2011, solo un 5% se prometió amor eterno ante el altar de Dios antes o después del matrimonio civil. Además, no todos lo hacen ante un juez, pues hay quienes contraen matrimonio en bodas masivas o bien en sus casas de habitación.

De igual manera hay quienes tramitan el divorcio recurriendo al servicio de un abogado particular, con quien tasan sus honorarios de acuerdo con su capacidad económica.

La abogada Sorayda Salgado dijo que los honorarios por divorcio varían si de por medio existen bienes en disputa, y los precios más bajos oscilan entre C$2,000 y C$5,000.

Interviene el Estado

Pero, en derecho, no siempre las cosas se deshacen como se hacen, porque cuando las parejas se casan el Estado no interviene, pero sí lo hace cuando se separan o cuando hay hijos o bienes en disputa.

El Procurador Civil Nacional, Enrique Ortega, explicó que la Procuraduría General de la República, PGR, es mandada a oír en los juicios de divorcios, porque como representante del Estado le corresponde velar por los intereses de los menores de edad, cuando los hay.

Ortega aclaró que esa institución no interviene en los procesos de divorcio cuando no existen hijos y bienes a ser repartidos.

Primer Trimestre 2011

Período seleccionado:  01/01/2011-31/03/2011

Clase

Motivo

Asuntos

Familia

Divorcio unilateral

811

Familia

Divorcio por mutuo consentimiento

2

Familia

Matrimonio

33

Período seleccionado:  01/01/2012-31/03/2012

PRIMER TRIMESTRE DEL 2012

Clase

Motivo

Asuntos

Familia

Divorcio unilateral

513

Familia

Divorcio por mutuo consentimiento

3

Familia

matrimonio

28

Periodo del 1 de enero del 2011 al 31 de enero del 2011

Período seleccionado:  01/01/2011-31/12/2011

Clase

Motivo

Asuntos

Familia

Alimentos

2365

Familia

Divorcio unilateral

3106

Familia

Divorcio por mutuo consentimiento

8

Familia

Matrimonio

157