•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades costarricenses lanzaron este miércoles un gigantesco operativo de 36 allanamientos simultáneos a empresas que participaron en la construcción de la "trocha" paralela al Río San Juan, para esclarecer las anomalías y daño ambiental de la obra, reportó la prensa local.

Decenas de jueces, fiscales y agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizan desde horas tempranas la operación que incluye a empresas, viviendas y terrenos de compañías ubicadas en distintos puntos del país.

El operativo fue desplegado a raíz de denuncias sobre irregularidades administrativas y de impacto ambiental que causó la trocha de 160 km -paralela al río San Juan de Nicaragua-, cuya construcción comenzó en diciembre de 2010 en medio de un conflicto limítrofe.

Las autoridades buscan, según los reportes de periodistas que cubren los allanamientos, documentos y computadoras con indicios de las anomalías, y hasta maderas que habrían sido sacadas ilegalmente durante las obras.

Según informes de la estatal Universidad de Costa Rica y del Ministerio del Ambiente, el proyecto se ejecutó sin estudio de impacto ambiental, afectando bosques, pastizales y quebradas; además de que la vía carece de puentes y drenajes adecuados, y tiene rellenos de material que podrían colapsar en época lluviosa.

El gobierno costarricense, que ordenó la construcción con un decreto de emergencia que le permitió obviar requisitos como el estudio ambiental, afirma que se "sobredimensionaron" las denuncias del daño ecológico y negó que se haya afectado al río San Juan, como sostiene Nicaragua.

La presidenta Laura Chinchilla destituyó a su ministro de Transportes hace un mes y a dos subalternos debido a denuncias de dádivas de empresas privadas que construyeron la vía para evitar ser fiscalizadas.

La obra, en la que Costa Rica invirtió 40 millones de dólares, ha sido motivo de un nuevo conflicto entre ambos países.