•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 50 trabajadores de la construcción que construyen el proyecto habitacional “Urbanización Valles de Sandino”, ubicado al noroeste del municipio de Ciudad Sandino, denunciaron que fueron despedidos arbitrariamente ayer por la empresa Viviendas Económicas de Nicaragua S.A., Vienicsa, supuestamente por reclamar sus derechos.

Yáder Vargas, albañil, aseguró que tienen tres semanas de estar laborando en el proyecto, pero que los propietarios del mismo apenas les están pagando C$4,500 por cada casa construida, incluyendo las deducciones correspondientes, y dicho monto deben repartirlo entre 10 trabajadores, por lo que cada uno de ellos sale ganando C$1,125.

“Nosotros como trabajadores tenemos necesidad de trabajar, por lo que decidimos aceptar ese pago… ellos ahora nos dijeron que si en la próxima quincena ganamos 500 córdobas, es porque eso fue el resultado de la tarea que me pusieron a hacer, entonces solo eso me darán, y ni siquiera nos darán el salario básico de la construcción”, se quejó Vargas.

Exigirán pago de prestaciones

El Nuevo Diario llamó al ingeniero Óscar Mojica, Gerente General de Vienicsa, pero este dijo que primero se informaría de la situación y luego respondería, lo llamamos después en varias oportunidades, y ya no respondió su celular.

Nilo Salazar, Secretario General del Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares, Scaas, señaló que lo obreros han medido los costos por el trabajo que realizan en dicho proyecto, y el mismo es de C$10,000 por casa, pero apenas les pagan C$4,500.

“La empresa no le puede imponer que hagan cinco casas porque no lo permite el convenio colectivo, a ellos les dieron C$6,000 al bolsazo, pero ahora que se dan cuenta están metidos en un problema... el convenio colectivo dice que en todo momento tienen que reajustarle su salario básico”, explicó Salazar.

Además, los obreros se quejaron porque la empresa les está pagando con el monto pasado del salario mínimo para la construcción y no con el aprobado este año, que implica un salario de C$3,729 para los trabajadores oficiales a la catorcena.