•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La violencia sexual en los primeros cuatro meses del año aumentó en casi el 60%, en comparación con 2011, con 161 casos, entre estos, 149 mujeres y 12 varones víctimas. Magali Quintana, especialista en el tema de violencia hacia la mujer, de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, destacó que es preocupante el aumento de las cifras, principalmente por el hecho de que las víctimas cada vez son más jóvenes.

“A mayo, las cifras aumentaron a 202 víctimas, de estas, 74 fueron niñas de cuatro a 12 años, y 68 de 13 a 17 años. Así mismo, ocho de estas estaban en edades de entre los 18 a 20 años, 27 son mayores de edad, y de 15 no se especificaron los datos”, expresa Quintana.

Agregó que en el último mes se registraron dos violaciones más a varones --todos niños o adolescentes--, llegando el número a 14.

Según un monitoreo de la cantidad de violaciones, siete de las víctimas terminaron en embarazo, tres tienen entre 11 y 12 años, y cuatro entre 13 y 17. En dos de los casos, las niñas tendrán a sus hijas, y a su vez hermanas, por haber sido violadas por sus progenitores.

Ante esa situación, Quintana insistió en la despenalización del aborto terapéutico. “Es necesario que el gobierno reflexione bien sobre la situación y permita que se revise y analice la posibilidad de una reforma contra la penalización”, alega Quintana, agregando que se calcula que las cifras estadísticas solo muestran el 6% de lo que en realidad ocurre.

Señaló que en el tema de los femicidios, hasta mayo se contabilizan 36 muertes, entre estas dos niñas. Esto significa una menos que en el mismo período de 2011. De las víctimas, 10 fueron asesinadas en su casa, dos fueron desmembradas, 10 muertas bajo arma de fuego, ocho apuñaladas y tres macheteadas. El resto falleció por estrangulamiento o por otras formas.

“No se respeta ni la edad. Una de las víctimas era una anciana, que fue violada, y el agresor le perforó el útero, lo que la llevó a la muerte”, señaló.

No todo es negativo

La procuradora de la mujer, Débora Grandison, destacó que estas cifras no necesariamente son negativas, pues en alguna medida es positivo saber que el incremento de denuncias refleja que hay mayor confianza en las autoridades. Así también se está visibilizando el problema.

“Nicaragua está uno o dos pasos adelante en materia de atención y prevención de la violencia contra la mujer. Por una parte, pronto entrará en vigencia la Ley 779, que nos presenta un modelo no revictimizante, con una sola entrevista para la víctima. Hay penas más fuertes y se crean juzgados especializados”, dijo la procuradora.

Señaló que en un encuentro en Guatemala conocieron que a tres años de puesta en vigencia su ley contra la violencia hacia la mujer, actualmente solo tiene tres juzgados especializados. En Nicaragua se comenzará con seis.

Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras “María Elena Cuadra”, MEC, destacó que no cree que con la vigencia de la Ley 779 las cifras disminuyan, sino que más bien aumenten cuando las mujeres la conozcan y utilicen el instrumento de la denuncia.

“Nuestra mayor expectativa es que las mujeres rompan el círculo de la violencia. El movimiento recientemente estuvo con la Secretaría de la Mujer en el Consejo Regional de Bluefields, capacitando sobre la Ley, y la próxima semana se reunirá a 400 hombres de diversos departamentos para que también conozcan la Ley. Al entrar esta en vigor, no esperamos que la situación cambie de la noche a la mañana. Eso solo se hará con la capacitación y el cambio de mentalidad”, dijo Ramos, quien forma parte de las organizaciones que dieron forma a la creación de la ley.