•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Organizaciones de la diversidad sexual se pronunciaron en contra de la actitud de los diputados ante la Asamblea Nacional, AN, por negarles hasta el momento la oportunidad de poder expresar sus consideraciones en torno a su inclusión en el Código de la Familia.

Marvin Mayorga, de la Iniciativa de la Diversidad Sexual por los Derechos Humanos, señaló que las sesiones de la AN son públicas y los ciudadanos pueden asistir a ellas con previa solicitud. “Sin embargo, en dos ocasiones se nos ha negado la entrada a la Asamblea, con la excusa de no tener el permiso adecuado”, señaló Mayorga.

Alegó que, por otra parte, siendo este un Estado laico, piden a los líderes religiosos que asistan al plenario para que viertan sus criterios.

“Por otra parte, la AN establece criterios que deben ser considerados para el proceso de consulta de las leyes, y hemos solicitado audiencia para presentar nuestra posición sobre el Código, pero no hemos recibido respuesta”, comentó Mayorga, destacando que así como la Iglesia tiene derecho a exponer su posición, también lo tienen las personas a las que quieren excluir. Oswaldo García, también de la Iniciativa de la Diversidad Sexual, señaló que en ese contexto, activistas de la comunidad gay, lésbica y trans, han sido amenazados, agredidos y hasta han atentado contra su vida. Por tanto, demandaron que se deje de hacer llamados a la discriminación y el odio contra la diversidad sexual.

“También tenemos derechos constitucionales, igualdad ante la ley y derechos humanos. Nos tildan de delincuentes, de que promovemos la drogadicción, el aborto y la pedofilia. Nada de eso es cierto. Que se recuerde que a ninguno de la diversidad sexual se le ha acusado de pedófilo en los últimos años”, dijo García.

El activista de la diversidad sexual destacó que uno de los principales argumentos para negarles su inclusión en la definición de familia es que la Constitución dice que la unión es entre hombre y mujer, sin embargo, ningún artículo lo dicta así.

“Se habla en el artículo 72 de la Constitución, que el matrimonio y la unión de hecho están protegidos por el Estado y descansan en el acuerdo voluntario entre hombre y mujer, pero no se dice que la familia está constituida específicamente por hombre y mujer”, alega García.

El pronunciamiento fue presentado en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, donde la abogada Wendy Flores hizo un llamado a los diputados ante la AN a recordar los compromisos internacionales de Nicaragua en materia de derechos humanos y no discriminación.

Mencionó que como organismo de derechos humanos acompañarán la demanda de las organizaciones de la diversidad sexual, para que desde el Poder Legislativo se dé una respuesta apegada a las leyes nicaragüenses.