•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para los próximos 15 días, el comportamiento de los precios del petróleo en el mercado internacional será la clave para definir si en julio próximo los usuarios de energía deberán pagar más en su factura eléctrica.

Así lo dijo ayer el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, quien señaló que a pesar de que el precio del barril de petróleo ha caído por debajo de los US$85, el costo del búnker, el derivado que se requiere para la producción de energía, se cotiza más alto que el crudo. Las declaraciones fueron brindadas tras un encuentro con la comisión de Infraestructura y Servicios Básicos de la Asamblea Nacional, donde abordaron los avances de Nicaragua en materia de producción de energía limpia.

“Tenemos que ver qué proyecciones sean viables en base del comportamiento actual que estamos viendo. El precio promedio anual del bunker es de US$105.6 por barril. El precio actual --hasta hace unos tres o cuatro días-- andaba por US$86 y US$87”, señaló.

Rappaccioli explicó que eso se debe a que hay un alto consumo de fuel oil para generación eléctrica, pero que las refinerías actuales han sido afectadas en cuanto a la producción de ese derivado, por lo cual “baja el volumen existente e incrementa el precio”. “El precio del fuel oil como algo que no es normal con el comportamiento histórico está más alto que el crudo, y el fuel oil es el que se usa en la generación. Su comportamiento puede ser tal que deje de bajar a pesar de que sigue bajando el otro (petróleo)”, comentó el funcionario.

Altos costos de producción

Según el titular del MEM, en los últimos 13 años ha habido un incremento anual de 16.5% para el precio del búnker, lo cual ha provocado un alza de 9.5% en los costos de generación.

En este sentido, señaló que Nicaragua urge del cambio de la matriz energética con la utilización de recursos renovables para dejar la dependencia de los combustibles fósiles.

A diferencia de 2011, cuando se produjo un 32% de energía limpia, se espera que para este año la generación con fuentes renovables ascienda a 40%, y en un período de cinco años más alcance un 79%.