•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ni el titular del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mario Salinas, ni María Victoria Martínez, delegada del Intur en Granada, saben los motivos por los cuales los hidroaviones dejaron de funcionar en Nicaragua.

“No estamos al día en este tema… honestamente no sé en manos de quién quedó (el tema), si quedó en manos del aeropuerto o de la aeronáutica”, declaró vía telefónica el ministro Salinas.

Agregó que las naves acuáticas tenían un funcionamiento interno y no de flujo de turistas, razón por la cual Intur no había entrado a las negociaciones.

Por su parte, María Victoria Martínez aseguró ayer que los hidroaviones permanecen anclados en el astillero El Diamante, sin ningún uso. “Creo que están en buenas condiciones, pero no sé por qué están detenidos”, dijo.

Un único vuelo

La inauguración de los vuelos en este departamento se realizó en julio de 2011, con la llegada de la nave YN-CHQ procedente del lago Tabares, en Orlando, Florida, fecha en que el director de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, EAAI, Orlando Castillo Guerrero, informó que inicialmente los vuelos serían en la modalidad de charter.

“Eso significa que vamos a vender vuelos a determinados grupos de turistas nacionales o extranjeros que deseen hacer el paseo. Si usted quiere hacer el viaje, puede conformar un grupo de cinco, seis, 10 o 17 personas, y así podría viajar. Estamos trabajando en una combinación de precios, a fin de que todos puedan tener acceso a sitios tan alejados y hermosos”, dijo el funcionario a El Nuevo Diario en aquel entonces.

Sin embargo, ayer extraoficialmente se supo que la empresa Nicawings, encargada de administrar los viajes, y el gobierno central, no lograron llegar a ningún acuerdo.

El primer hidroavión llegó al país en enero pasado, se trata de una nave que en vez de ruedas tiene flotadores para descender y despegar sobre el agua.

La nave, procedente de Alaska, aterrizó por el mal tiempo en la bocana de Tipitapa, pero asomó por el Puerto “Salvador Allende”, donde se esperaba.

El avión pertenece a la empresa canadiense Alliance Air Support Inc., y en Nicaragua trabajaría como Nicawing. En ese entonces el titular del Intur, Mario Salinas, explicó que la primera ruta del hidroavión sería Managua-San Juan de Nicaragua, en Río San Juan.

¿Y la millonaria inversion?

La aeronave saldría desde el Puerto “Salvador Allende”, en Managua, una vez por día. Podría movilizar de nueve a 14 pasajeros y 3,800 libras en carga. Sin embargo, el presidente de la Empresa Portuaria Nacional, EPN, Virgilio Silva, señaló en ese momento que no se descartaban dos vuelos diarios a partir de febrero de 2012. Silva adelantó que invirtieron US$500,000 en el Puerto para el hidroflotador.

Impacto de entrada en turismo social

El representante legal de Nicawing, Mario Alberto Coppo, afirmó que en febrero arribaría al país otro hidroavión, “más grande”, que movilizará a 22 personas. “Luego vendrán otros dos más, con la misma capacidad”, indicó en su momento.

Coppo manifestó que cada avión tiene un costo que supera los US$3.5 millones, incluyendo la inversión en el funcionamiento de la línea y la preparación del personal nacional, y señaló que estaban muy optimistas con Nicaragua.