•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una capacidad para “servir” el paso de buques de 250,000 toneladas; una planta hidroeléctrica que genere 200 megavatios extra al sistema nacional de electrificación y una capacidad para irrigar 600,000 hectáreas de las planicies del Pacífico del país, son algunas de las “bondades” del Canal Interoceánico, según la exposición que hizo hoy el Vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, en Bruselas.

Durante su ponencia ante los asistentes a la Conferencia Internacional “Canales Interoceánicos y el Comercio Marítimo Internacional: Pasado, Presente y Futuro”, convocada por la Academia Real de Ciencias Marítimas del Reino de Bélgica, Coronel Kautz señaló que “actualmente, el tránsito entre los dos océanos (Atlántico y Pacífico) se realiza a través del Canal de Panamá, que fue construido sobre las bases y consideraciones de fines del Siglo XIX y en la actualidad es insuficiente para el flujo de los pesados barcos cargueros que se esperan en las próximas décadas”.

El Vicecanciller nicaragüense expresó que la construcción del Canal en Nicaragua “abre perspectivas para nuevos flujos de comercio internacional, sin que esto conlleve una afectación al tránsito a través del Canal de Panamá”.  Con esta explicación, Coronel Kautz aclaró que Nicaragua no pretende competir con Panamá, sino, más bien, “complementar” el trabajo que actualmente realiza ese país.

“Algunos países han expresado su interés de encontrar la manera de reducir los elevados costos del transporte marítimo”, señaló Coronel Kautz en su intervención, para luego añadir que “Japón, por su falta de recursos naturales, depende de la importación de estos recursos que están disponibles en el Atlántico de América”.

“China busca cómo intensificar su comercio internacional. Los Estados Unidos de América necesitan transportar la producción petrolera de Alaska hacia los centros de consumo de su Costa Este. Brasil anualmente transporta millones de toneladas de broza de hierro hacia Japón”, enumeró el diplomático nicaragüense al justificar la necesidad de la construcción de la obra canalera.

Durante su exposición, Coronel expresó que el megaproyecto está basado en tres grandes principios como son el interés social, la preservación del medioambiente y la necesidad de agua y su uso estratégico para el futuro.

“Consecuentemente, para el Estado de Nicaragua es de supremo interés, por encima de todo lo demás, asegurar que esta obra llene sus expectativas de progreso”, enfatizó Coronel Kautz en su exposición, a cuyo texto tuvo acceso EL NUEVO DIARIO.