•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un grupo de militares retirados nicaragüenses decidieron posponer hasta mañana, sábado, sus protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega para exigir beneficios sociales, mientras otro grupo realizó un plantón, sin incidentes, informaron hoy sus dirigentes.

El líder de los militares retirados, Carlos Ramírez, explicó a periodistas que acordaron darle hasta mañana al Gobierno de Ortega para que responda a sus demandas y si no lo hace podrían declararse en huelga de hambre o continuar interrumpiendo el tráfico en las principales carreteras de Nicaragua.

"Si el Gobierno no nos llama el sábado, vamos a estar en las calles", advirtió.

El llamado Consejo Nacional de Defensores de la Patria "Camilo Ortega", que aglutina a un grupo que exige al Estado beneficios sociales, había anunciado que hoy retomaría sus protestas contra el Ejecutivo.

Al menos 30 de los exmilitares, que demandan parcelas de tierra para cada uno, títulos de propiedad, atención médica especializada y pensiones vitalicias y por discapacidad, resultaron con heridas leves en un enfrentamiento con policías la semana pasada cuando se manifestaban cerca del Aeropuerto Internacional, según sus dirigentes.

En los enfrentamientos con fuerzas antidisturbios de la Policía, los agentes golpearon a unos 60 exmilitares, hirieron a 30 y arrestaron a 10, quienes ya están en libertad, denunciaron.

El líder de esa organización denunció el lunes pasado ante un organismo no gubernamental de defensa de los derechos humanos que son perseguidos, investigados y hasta fotografiados por supuestos policías vestidos de civil.

El vicepresidente de Nicaragua, Omar Halleslevens, negó que el Gobierno esté persiguiendo a un grupo de exmilitares que se ha declarado bajo espionaje por exigir beneficios sociales al Estado.

En tanto, otro grupo desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense, conocida como la "Contra", se plantó este viernes a 250 metros de la secretaría general del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), sin incidentes.

Uno de sus dirigentes dijo al Canal 63 de la televisión local que no se sienten representados por el Consejo Nacional de Defensores de la Patria "Camilo Ortega" y que no están de acuerdo con sus métodos de protesta.

Los exmilitares han efectuado nueve protestas mediante el bloqueo de carreteras en distintos puntos del país desde febrero y la semana anterior ingresaron a la fuerza al jardín principal de la Asamblea Nacional.

El Consejo Nacional de Defensores de la Patria "Camilo Ortega" acusa al Gobierno de Ortega de no cumplir con unos compromisos firmados el 15 de marzo de este año, mientras el Ejecutivo sostiene que mantiene negociaciones con otros grupos de exmilitares, que no se han sumado a las últimas protestas.

Los manifestantes pertenecían al extinto Ejército Popular Sandinista (EPS) en los años ochenta del siglo pasado, cuando Ortega gobernó por primera vez Nicaragua y combatieron con las armas a la Resistencia Nicaragüense, conocida como la "Contra" y financiada por Estados Unidos.