•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de dos años de atraso para la puesta en marcha del megaproyecto hidroeléctrico conocido como Tumarín, este podría dar su primer paso a mediados de este mes, con la construcción de un camino de 50 kilómetros desde San Pedro del Norte hasta el lugar donde se construirá la presa, en Palpunta, según informó Roberto Abreu, Gerente General de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN.

Abreu indicó que los atrasos de la obra, la cual se ubica en el municipio de La Cruz de Río Grande, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, y cuya inversión asciende a unos US$1,100 millones, se debe a que los trámites en las entidades bancarias que financian la obra tardaron más de lo esperado.

Sin embargo, aseguró que el financiamiento está garantizado, y que la ejecución del proyecto --el cual estaba previsto (iniciar) en mayo de 2010-- es solo cuestión de tiempo.

Garantías

“Las compañías y los inversionistas dependen mucho de la relación y de la definición de los documentos del marco regulatorio de los países, y eso nos tomó un poco más de tiempo. Pero sí tenemos la seguridad del Estado de Nicaragua y las leyes que soportan el Proyecto Tumarín. El proyecto es una cuestión de sí o sí”, señaló.

Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, es un consorcio formado por las empresas brasileñas Eletrobras y Queiroz Galvao para construir la que se constituye en la obra hidroeléctrica más importante en Nicaragua, ya que tendrá una potencia instalada de 253 MW, con una generación promedio anual de 1,184 Gwh.

La central hidroeléctrica entrará en operaciones luego de un período de cuatro años de construcción.

“En junio ya estamos comenzando todo lo que es ingeniería, lo que va a permitir que se haga la construcción del proyecto. Son tres unidades que van a generar energía a partir de 2016. En 2017 va a estar generando energía en pleno para Nicaragua, lo que va a representar un 30% de energía en el país, y permitirá el cambio de la matriz energética”, detalló Abreu.

Realizan taller sobre plantas regionales

El Ministerio de Energía y Minas, MEM, realizó ayer el taller “Acciones para impulsar Proyectos Regionales de Generación Eléctrica”, en coordinación con el Consejo Director del Mercado Eléctrico Regional, Cdmer, y la comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, a fin de promover las condiciones propicias para el desarrollo de plantas de generación eléctrica de carácter regional.

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, indicó que a finales de este año y a principios de 2013 se espera que el Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central, Siepac --el cual conecta a la región desde Guatemala hasta Panamá, a través de 15 subestaciones con una extensión de 1,800 kilómetros sobre la costa del Pacífico--, funcione en su totalidad, lo cual permitirá mayor estabilidad en materia energética.

Según Hugo Ventura, jefe de la Unidad de Análisis y Recursos Naturales de la Cepal, el proyecto erradicará en Centroamérica los riesgos de racionamiento en caso de que haya una sequía severa, y aportará al desarrollo del servicio eléctrico en la región.