•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades del Comité Municipal de Atención, Prevención y Mitigación a Desastres seleccionaron 14 lugares que serán utilizados como centros de albergues a las familias que resulten afectadas por inundaciones o deslizamientos de tierra.

La profesora Melania Peralta, delegada municipal del Ministerio de Educación en Estelí, aseveró que las escuelas --en primera instancia-- han sido excluidas con el ánimo de evitar afectaciones en el proceso educativo. La mayoría son templos (evangélicos), casas comunales, y centros recreativos.

Inclusive, cada uno de los centros ha sido asignado para que determinado funcionario o líder comunitario lo atienda.

En ese sentido, han puntualizado los números telefónicos de esas personas y la dirección de sus casas para que estén ubicables en una emergencia.

Los centros

Entre los locales seleccionados figuran: el Centro Recreativo Las Segovias, ubicado frente al costado Sur del parque central, y la responsabilidad ha recaído en Mabell Sánchez; los  templos Ministerio de Su Gloria, los cuales debe coordinar Raúl Flores; iglesia La Estrella de David, donde fue destinada como responsable Delia Duarte. En esta iglesia, se atendió la mayor cantidad de damnificados el año pasado, ya que está ubicada en la parte Oeste de la ciudad.

Otros centros funcionarán en la Iglesia Fuente de Vida, de la comunidad La Thompson, y su coordinadora es Karen Ortez; iglesia Arca de Noé número 1, la cual coordinará Marisela Palacios, entre otros centros.

Peralta señaló que dentro de las estructuras del Comité de Atención, Prevención y Mitigación a Desastres, al Ministerio de Educación le corresponde atender los albergues que sean instalados en un momento dado de emergencia, ya sea por constantes aguaceros o por otra calamidad.

Detalló que, por ello, nada mejor que preparar las condiciones organizativas, seleccionar los locales aptos para instalar los albergues, así como abastecerlos de alimentos, de medicinas y de agua potable, y procurar diversas condiciones, que aunque parezcan mínimas son importantes cuando ocurre una emergencia.

Este año, con la reubicación de 130 familias que están asentadas en zonas próximas al río Estelí, la quebrada El Zapote, y otros, la cantidad de afectados será menor en comparación con períodos anteriores, sobre todo en la temporada lluviosa que comienza en septiembre y culmina en noviembre, según el teniente coronel Álvaro Rivas Castillo, jefe de la Dirección Regional de la Defensa Civil.

Esas familias poblarán el nuevo reparto Villa Cuba, ubicado en la parte Noroeste de la ciudad, para el cual el gobierno y la alcaldía han destinado cerca de C$20 millones para la compra de los terrenos y para la edificación de las viviendas.

Actualmente, los lotes son nivelados y compactados, y por ser viviendas con material prefabricado, las autoridades esperan que a más tardar en agosto de este año concluya su construcción.