Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

12 toneladas de cocaína ha ocupado la Policía Nacional en los ocho meses del año, según revelan las estadísticas anuales de la institución policial hasta el 25 de agosto pasado, lo que corrige la cifra ofrecida el miércoles por la misma jefa nacional de esa institución, Aminta Granera, quien fijó en cinco toneladas las incautadas.

El informe revela casi una tonelada y media superior en relación con las 13 toneladas 488 kilos con 648 gramos que ocuparon el año pasado, principalmente a las estructuras del cartel mexicano de Sinaloa.

Durante ese mismo período, según el reporte policial, se logró desarticular 13 agrupaciones del crimen organizado del narcotráfico.

Una valoración hecha por la directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, detalla que lo fundamental en la lucha contra al crimen organizado “es la desarticulación que se logró hacer de la base social del cártel de Sinaloa”.

“Fue un año muy importante”, aseguró la jefa policial, para quien el mayor compromiso de la Policía Nacional es trabajar con energía y “sin escatimar esfuerzos contra el crimen organizado”.

Granera advirtió que la lucha contra el narcotráfico será permanente y sistemática, y recordó que “en los últimos días se han dado golpes certeros” al crimen organizado, al grado que el accionar de la Policía los ha obligado a “replegarse a países vecinos” y a abrir nuevas rutas para el trasiego.

Los quiebres
El quiebre más reciente ejecutado por la Policía contra el narcotráfico fue un alijo de mil 700 kilos de cocaína que era trasladado desde la frontera sur en un camión cragado con plátanos. El camión fue interceptado frente al Colegio Salesiano de la ciudad de Masaya.

Mientras, el diez de agosto la policía desmanteló un grupo de apoyo al narcotráfico que intentaba trasegar mil 400 kilos de cocaína desde la isla El Muerto, en el lago Cocibolca, hacia el occidente del país.

Días después, la Policía desmanteló la base social que el narcotráfico había establecido en Managua, capturando a varias personas, ocupando propiedades, vehículos y 70 kilos de cocaína.

Según la comisionada Granera, “todo está relacionado, los narcos tienen distribuida la comercialización y todos los golpes y quiebres están relacionados”.

Para la jefa policial, lo más importante es que “en el momento que el narcotráfico hace el esfuerzo, choca con el esfuerzo de la Policía, y no vamos a permitir que siembre sus bases y venga la descomposición en las instituciones, en la sociedad y en el país”.

Las estadísticas policiales indican que en lo que va del año se han ocupado cuatro mil 565.60 gramos de heroína y 217 mil gramos de marihuana. El año pasado la cantidad de heroína ocupada por la Policía llegó a los 180 mil 80 gramos.

La Policía ejecutó durante el año 2008 24 operaciones consideradas de mayor relevancia y que dejaron cinco millones y medio de gramos ocupados y 46 vehículos incautados, también la Policía retuvo cinco pangas y dos avionetas.